Joan Mir se proclama campeón del mundo de MotoGP sin ganar una sola carrera

Oriol Puigdemont
·2 min de lectura

El piloto de Suzuki no arriesgó más de lo necesario y se limitó a cruzar la meta en séptima posición tras partir desde la 12ª plaza de la parrilla. Mir aprovechó el pinchazo de sus principales perseguidores para cerrar el título en la primera oportunidad que tenía y se proclamó campeón del mundo con solo 23 años y 75 días, en su quinta temporada en el Mundial.

Fabio Quartararo se fue largo en la segunda curva y cayó a la última posición. En su remontada, se fue al suelo a falta de 20 vueltas para el final, allanando aún más el camino hacia el título de Mir.

Alex Rins, que partía 14º, solo pudo escalar hasta la cuarta posición, insuficiente para retrasar el alirón de Mir.

Quien más cerca estuvo de hacerlo fue Franco Morbidelli, que partiendo desde la pole lideró todas las vueltas sin que prácticamente nadie la hiciera sombra y ahora se sitúa segundo del campeonato, igualando a su compañero Quartararo como los pilotos con más triunfos este año.

Jack Miller, que enzarzó en un toma y daca con Morbidelli en la última vuelta, acabó segundo, mientras que Pol Espargaró volvió a repetir la tercera posición de hace una semana.

De esta forma, Mir se corona sin haber ganado una sola carrera.

No conseguía salir campeón del mundo desde el 2017 cuando lo fue en Moto3. Es un dato prometedor ya que tanto Rossi como Márquez tardaron seis años en salir campeones tras subir a la categoría reina. Tenemos piloto para rato.

También se confirma el reinado español en el mundo de las motos: desde 2012 el campeón de MotoGP es español.

Además, Suzuki, la escudería de Mir, consigue su primer título en los últimos 20 años gracias a la joya balear.

Un momento inolvidable el de su llegada a la meta, con todo su equipo esperándole y vitoreándole: