Mir señala las diferencias de pilotaje de Alex Márquez y Marc

Gerald Dirnbeck
·2 min de lectura

Octubre ha sido el mes de la consagración de Alex Márquez en MotoGP. Con cambios en la puesta a punto, el equipo Honda ha logrado un progreso significativo para poder hacer un mejor uso del nuevo neumático trasero Michelin.

Al mismo tiempo, el español se ha ido acostumbrando cada vez mejor a la moto. Tras ser segundo en la lluvia de Le Mans, confirmó el paso adelante repitiendo resultado en el GP de Aragón. En la segunda cita de Motorland también iba camino de un buen resultado, pero se fue al suelo cuando iba cuarto.

El domingo anterior, Alex Márquez había superado en la fase final de la prueba a Joan Mir para llevarse la segunda plaza. Luego persiguió a Alex Rins, pero se quedó sin tiempo para intentar el adelantamiento ganador y el de Suzuki se impuso.

El líder del campeonato, Joan Mir, tuvo al #73 delante de él durante varias vueltas. Y, observando el comportamiento de la RC213V con el pequeño de los Márquez a los mandos, notó algo interesante: "Siempre hemos visto la Honda de manera diferente, con un estilo de conducción muy agresivo".

"Frenando muy fuerte, pilotada como si fuera un animal. Así es como pilota Marc. No vi eso con Alex", explica Mir. "Vi líneas muy claras, como un cuatro cilindros en línea. Fue muy impresionante y no me lo esperaba".

El piloto de pruebas y sustituto de Márquez en Honda, Stefan Bradl, también confirmó en Aragón que la nueva configuración ha hecho que girar la V4 sea ahora mucho mejor y más fácil.

El siguiente fin de semana, en el circuito Ricardo Tormo de Valencia (Cheste), MotoGP arranca el último triplete de carreras, el que pondrá fin a la extraña temporada 2020. Al GP de Europa llega Mir con 14 puntos de ventaja sobre Fabio Quartararo y 19 sobre Maverick Viñales.

Aunque hasta 14 pilotos tienen opciones matemáticas de coronarse, Joan Mir es el favorito, mientras el mundo se pregunta si sería o no un campeón legítimo pese a no haber logrado (todavía) ninguna victoria. Al final, el que gana lo celebra y el resto, intenta explicarlo.