Misterio en River: ¿por qué no juega Ponzio?

Goal.com
El León, que arrastraba un problema muscular, trabajó con pelota a la par de sus compañeros y está cada vez más cerca de la vuelta.
El León, que arrastraba un problema muscular, trabajó con pelota a la par de sus compañeros y está cada vez más cerca de la vuelta.

Después de casi un mes y medio sin jugar, Leonardo Ponzio volvió entrenarse a la par de sus compañeros este miércoles por la mañana y, aunque todavía no tiene el alta médica, fue la mejor noticia de la práctica de River .

¿QUÉ JUGADORES TIENE LESIONADOS RIVER?

El último partido de Leo fue el 31 de julio , cuando el Millonario enfrentó a Cruzeiro en Belo Horizonte por la vuelta de los octavos de final. El capitán duró solo un tiempo y fue reemplazado por Exequiel Palacios antes del inicio del complemento . Dos semanas antes, había tenido que salir a los 17 minutos de la primera etapa en el encuentro ante Gimnasia de Mendoza por Copa Argentina, tras una molestia en el aductor que se le produjo tras exigirse al ir a disputar una pelota en un anticipo.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Tres días más tarde apareció el único parte médico que informaba apenas una moletia muscular en el mencionado músculo. Sin embargo, tras resentirse en Brasil, se empezó a correr el rumor de que el capitán habría jugado infiltrado y que lo que tendría sería una lesión tendinosa .

En definitiva, el volante no viajó a Paraguay para disputar la definición de la serie ante Cerro Porteño y tampoco estuvo presente en el Superclásico por la Superliga del 1 de septiembre. De hecho, ese mismo domingo voló rumbo a Valencia para estar presente el martes en la primera audiencia del juicio en el que está imputado -junto a otras 41 personas- por el supuesto arreglo de un partido en 2011, cuando vestía la camiseta del Zaragoza.

Tras regresar de España, Ponzio busca la recuperación definitiva de cara a la intensa seguidilla que deberá afrontar el Millonario en la previa del primer choque contra Boca, por la ida de las semifinales de la Copa Libertadores. Aunque, como de costumbre, Gallardo no lo arriesgará hasta no verlo bien, que el León haya podido trabajar con pelota junto al resto del plantel, sin dudas, es una muy buena señal para lo que viene.

Otras historias