Seguro tú también te crees alguno de estos mitos comunes de la cocina

Yahoo Vida y Estilo
Agregar aceite a la cocción de la pasta no ayudaría a que no se pegue. Foto: Getty Images
Agregar aceite a la cocción de la pasta no ayudaría a que no se pegue. Foto: Getty Images

Aceite a la pasta para que no se pegue

Si todavía eres de los que le agregan aceite al agua en la que estás cociendo la pasta para que no se pegue, debes saber que es un mito que además empeoraría el resultado final. Lo primero que ocurre es que el aceite flota en agua, creando una película en la superficie, que al drenar la pasta se pegará a la pasta, evitando que se adhiera bien cualquier salsa. Si no quieres que se pegue la pasta, lo que debes hacer es removerla, de vez en cuando, mientras la estás cociendo.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

El líquido rojo de la carne es señal de que está cruda

Lo primero que debes saber es que no es sangre, y tampoco señal de que está poco cocida. De hecho, se trata de mioglobina, una proteína contenida en los músculos que les da ese color rojo. Cuando se cuece la carne, la mioglobina se oscurece, y por eso en la carne más cocida es gris, pero no es indicativo de carne cruda si se ve más rojo.

Suavizar la mantequilla en el microondas es un buen truco

Si la vas a usar para hornear, derretir la mantequilla en el microondas es más rápido, pero el resultado no será el mismo. La mantequilla sólida es una emulsión de agua y grasa, que al derretirla hace que se separe, por lo que no se acremará, y los pasteles no saldrán tan esponjosos. Sin embargo, si solo es para agregar sabor a algún plato, no habría mucho problema. Lo mejor para acremar la mantequilla, como piden las recetas, es que esté a temperatura ambiente, así que sácala un par de horas antes de comenzar a cocinar.

También te puede interesar: Aguacate, yogurt griego y hasta puré de manzana: opciones de sustitutos para la mantequilla

Enjuagar la pasta sirve para suavizarla

Esto sería un gran error. Si bien enjuagar con agua fría la pasta podría cortar la cocción y evitar que se cueza de más, sería una mala idea, puesto que el agua remueve los almidones que ayudan a que se adhieran mejor las salsas. Así que, lo mejor sería no enjuagarla, y si temes que se cueza de más, sácala un poco antes del calor, para que termine de hacerse con la salsa que le agregues.

Agregar leche a los huevos revueltos para suavizarlos

Si lo que quieres es añadir sabor, un truco sería agregar crema cuando los huevos estén ya casi cocidos, pero agregar leche antes los aligerará, y facilitaría que se sobre cuezan, o incluso se quemen. Y es que se trata de más líquido que hay que secar, por lo que ese tiempo extra podría echar a perder los huevos revueltos.

El alcohol se evapora al cocinar

Es una creencia popular que el calor hará que el alcohol que agregamos a las recetas se evapore. Sin embargo un estudio publicado en la revista Journal of Gastronomy of Food Science demostró que esto no sería del todo cierto. De hecho, la proporción de alcohol permanecerá en la receta en relación a cuánta agua se evapora y la temperatura a la que se cocina, y no desaparecería del todo.

El pan de caja hace un buen pan francés

Si bien es muy cómodo hacer esta receta con el pan que tenemos más a la mano, el pan de caja, sobre todo fresco, no sería la mejor opción. De hecho, el pan francés ideal debería hacerse con uno que tenga una miga firme y airosa, y de preferencia que esté algo seco. Esto último es importante, pues es cuando mejor absorberá la mezcla de huevo. El pan de molde o de caja no absorbe tan bien, lo que resulta en un desastre en la cocina, y con menos sabor.

También te puede interesar: No aptos para todas las carteras: algunos de los ingredientes más caros del mundo

Agregar sal a la pasta para cortar el tiempo de cocción

Si bien es importante agregar sal al agua en la que cocemos la pasta para darle sabor, no es verdad que acorte el tiempo de cocción. De hecho, le tomaría más tiempo al agua llegar al punto de ebullición, y aunque este sería ligeramente más alto que el del agua sola, la diferencia no es significativa. Así que sí, es un mito que agregar sal hace que las cosas se cuezan más rápido.

Lo que sí es cierto, es que al cocer pasta es importante agregar bastante sal al agua, hasta una cucharada por cada litro, y lo ideal sería agregarla cuando el agua está ya por hervir, y no fría.

@travesabarros

Otras historias