Mladenovic lidera el triunfo de Francia en la Fed Cup ante Australia

AFP

Kristina Mladenovic, que participó en las tres victorias de su país, fue la heroína del triunfo (3-2) de Francia sobre Australia en la final de la Copa Federación, este domingo en Perth, tras imponerse en el dobles decisivo junto a Caroline Garcia, batiendo a la dupla local, formada por Ashleigh Barty y Samantha Stosur.

La pareja francesa se impuso en dos sets, 6-4 y 6-3. Se trata del tercer título de Francia en la Fed Cup, luego de los trofeos conquistados en 1997 y 2003. Francia había perdido las finales de 2004, 2005 y 2016.

"Me cuesta darme cuenta de lo que hemos logrado, porque en 36 horas he pasado por muchas emociones pero dijimos que la íbamos a ganar todas juntas y lo hemos hecho", señaló Garcia, que había comenzado la serie perdiendo el dobles por un doble 6-0 contra Barty.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

"Lo di todo, estoy completamente extenuada, no fue fácil, peleé, trabajé... Este fin de semana en Australia y toda la campaña ha sido un magnífico ejemplo del trabajo en equipo", añadió Mladenovic, protagonista total del triunfo.

Con empate 1-1 tras la primera jornada, las Bleues tomaron la ventaja este domingo con la victoria de Mladenovic (40ª WTA) sobre la número 1 mundial Barty, ganadora de Roland Garros y del reciente Masters, tras dos horas y media de combate (2-6, 6-4 y 7-6 (7/1).

Luego Australia igualó rápido, con el triunfo 6-4 y 7-5 de su número 2, Ajla Tomljanovic (51ª) sobre Pauline Parmentier (122ª), preferida por el seleccionador Julien Benneteau a su número 2, Garcia (45ª WTA).

Asociadas en el dobles decisivo, Mladenovic y Garcia cedieron el servicio de inicio antes de tomar el mando del partido e imponerse en poco más de una hora. "Soy el hombre más orgulloso del planeta", señaló Benneteau, nada más finalizar.

- Benneteau reconstruyó el grupo -

Retirado en 2018, el ex jugador ha sabido dar con la tecla en su primera temporada como capitán, especialmente al volver a reunir a un grupo roto por las polémicas, con el regreso de Garcia, que había renunciado a la selección tras la derrota en la final de 2016 contra la República Checa.

"Es muy emocionante compartir esto con Caroline", declaró Mladenovic, ilustrando la reconciliación al tenderse junto a su compañera en la pista tras acertar con la bola de partido.

Si Garcia había brillado en las dos rondas anteriores -dos puntos frente a Bélgica en la primera, otros dos ante la Rumanía de Simona Halep-, la final fue cosa de Mladenovic.

Tras pasar por encima de Tomljanovic (6-1, 6-1) el sábado, 'Kiki' firmó uno de los grandes momentos de su carrera al vencer a Barty en un partido de alta tensión.

La australiana había entrado con buen pie (3-0), pero Mladenovic no bajó los brazos y supo jugar sus bazas, llevándose el triunfo en un tie break en el que la número 1 solo logró un punto.

"Ha sido Kristina la que ha aportado los tres puntos. Y ganamos el dobles decisivo, tengo ganas de decir que estaba escrito... Aunque hubiéramos preferido ganar en tres partidos para evitar algunos sudores fríos", añadió Garcia.

Otras historias