La nueva moda para vestir vaqueros este 2021

Maria Aguirre
·3 min de lectura

Que los 2000 llevan un tiempo en el radar de los grandes creadores de tendencias cuando buscan inspiración no es algo nuevo. Parece mentira que la moda haya querido fijarse en la que es una de sus décadas menos valoradas en el sentido estético -que levante la mano quien no se arrepiente de la mayoría de los looks que llevó entonces- pero es una realidad que, tras el boom noventero que sufrió nuestro armario recientemente, el calendario haya seguido avanzando sin piedad hasta esa época en la que las polémicas botas blancas y los pantalones de talle muy bajo campaban a sus anchas... como ahora. Ya vimos como las primeras habían pasado a ser calzado venerado del invierno por influencers de todo el mundo y ahora es cuando estamos empezando a ver que los segundos, contra todo pronóstico, también han vuelto.

Pero no creas que la única característica que se ha recuperado de entonces para confeccionar los vaqueros más buscados en la actualidad es esa. Otro de los rasgos diferenciales de los jeans de comienzo del milenio era el bajo, el cual aparecía siempre arrastrado por el suelo o con los bajos doblados. Y esto, justamente esto, es lo que vas a buscar desesperadamente para tus próximos estilismos.

Los últimos años los hemos dedicado casi en exclusiva a los vaqueros bautizados como cropped que dejaban los tobillos al aire porque terminaban por encima de este y ahora el planteamiento es completamente el contrario. Nada de dejar los pies desnudos, primero porque los calcetines han pasado a ser primordiales -incluso se colocan por fuera de los pantalones para presumir de ellos- y segundo porque lo que prima en la actualidad es que los jeans sean XXL.

Atrás quedaron los tiempos en los que las versiones ajustadas se llevaban la palma. Ahora la comodidad manda y su dictamen es que sean cuando más amplios, mejor.

Los vaqueros de moda en 2020 y los de moda en 2021.
Los vaqueros de moda en 2020 y los de moda en 2021.

¿Cómo llevarlos?

No hace falta un manual de uso para este tipo de vaqueros porque la premisa es la misma que en cualquier otro tipo tejanos: no hay límites. Nada como contemplarlos de la misma forma que lo harías con otros pantalones. Puedes llevarlos con tacones y una camisa, por ejemplo, pero también con mocasines y jersey, con botines y top o, como seguro estarás harta de ver en las redes sociales, con zapatillas y sudadera.

El contexto y, sobre todo, el patrón de los jeans que hayas elegido, será lo que determine que sea mejor decantarse por una u otra elección.

El modelo clave

Aquí tienes varias alternativas. La más sencilla es darse una vuelta por las principales firmas expertas en tejido denim porque todas ellas cuentan con modelos de todo tipo entre los que elegir: anchos, pitillo, slouchy, rectos... sea cual sea la silueta con la que te sientes más identificada hay un par de pantalones con los bajos doblados por fuera para que te unas a la tendencia. Palabra.

Si a pesar del amplio abanico de opciones disponible en las tiendas no hay ninguno que te convenza al 100%, siempre puedes tirar de creatividad para llevar una pieza única. Son muchos los tutoriales que puedes encontrar en Youtube, en Pinterest y hasta en TikTok sobre cómo darle un nuevo aire a tus vaqueros tirando de DIY. Unas tijeras, aguja, hijo y un poco de destreza con la costura bastarán para dar con lo que tienes en mente.

En el caso de que optes por esta segunda vía, ten en cuenta que tienes un aliciente más al que agarrarte que es el de la sostenibilidad. Esta puede ser una ocasión inmejorable para que le des una nueva vida a esos pantalones que te siguen valiendo pero que tenías abandonados en tu armario desde hacía años. De hecho, ya que te pones manos a la obra a recortar los bajos a tu gusto, puedes aprovechar para customizar tus vaqueros con otros elementos como parches, rotos o bordados y sacar, de una vez por todas, a la diseñadora que llevas dentro.

Más historias que te puedan interesar