Mónica Marchante blanquea la situación de las mujeres en Arabia Saudí y se lleva el 'zasca' de una futbolista

Mónica Marchante hablando sobre la situación de las mujeres desde Arabia Saudí (Foto: Twitter/@MovistarFutbol)
Mónica Marchante hablando sobre la situación de las mujeres desde Arabia Saudí (Foto: Twitter/@MovistarFutbol)

Mónica Marchante, periodista de Movistar+ a la que conocemos por recoger impresiones en los palcos de los estadios durante la retransmisión de los partidos de su cadena, se lleva el ‘corte’ de Eli Sarasola, portera del PSV, por blanquear la situación de las mujeres en Arabia Saudí a raíz de la Supercopa de España celebrada allí.

Marchante asegura que ha notado el principio de cambio en el país del que hablaba Luis Rubiales, presidente de la RFEF, en cuanto a libertades con el fin de poder llevar la competición fuera de las fronteras españolas y ganar con ello una gran suma de dinero.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Los argumentos del cambio que, supuestamente, ya se divisan en el país musulmán se basan, según Marchante, en que “había muchas mujeres saudíes en el estadio” y en que ha podido “trabajar con absoluta normalidad”.

El intento de normalización del ‘progreso’ de la figura de la mujer en la sociedad saudí no ha sentado muy bien a Eli Sarasola, portera española del PSV holandés, que ya unos meses atrás alabó a TVE por negarse a emitir la Supercopa. La guipuzcoana le ha leído la cartilla a la periodista deportiva.

Marchante quiso responder a través de Twitter, aunque su justificación resulta poco convincente pues, convenientemente, omite la parte en la que afirma rotundamente que ha notado “un principio de un cambio” en el país saudita.

Pero la futbolista profesional no ha sido la única en criticar la posición de la periodista, a la que varios acusan de que el blanqueo se debe a que su cadena tiene los derechos para emitir la Supercopa y, mientras haya dinero, lo demás no tiene importancia, incluso los Derechos Humanos.

Otros analizan el vídeo más en profundidad y resaltan lo evidente: varias mujeres enfocadas por las cámaras no tienen rasgos árabes y aparecen sin velo.

Querida Mónica, si fueses saudí no podrías estar comentando un partido de fútbol, ni aparecer en público sin velo, entre otras muchas cosas ligadas a tu profesión. Una profesión que difícilmente podrías ejercer. Además, en diferentes regímenes dictatoriales a lo largo de la historia ha habido periodistas extranjeras que han podido “trabajar con normalidad”. Pero a eso no se le llama ser principio del cambio, sino ser cómplices de algo mucho peor.

Más historias que te pueden interesar:

Otras historias