La sombra de Montreal se cierne sobre Cataluña

La incertidumbre no se lleva bien con las inversiones a largo plazo y, ante el auge de un movimiento independentista, las empresas prefieren trasladarse a un terreno seguro. Designado como ‘efecto Montreal’ por algunos economistas, este concepto hace referencia a la pérdida de peso económico de esta ciudad tras los referéndums de independencia entre 1980 y 1995.

Los orígenes del movimiento soberanista de Quebec se remontan al siglo XIX, pero no emergió con fuerza hasta los años 60. El Partido Quebequés, que aboga por la independencia de esta provincia, ganó las elecciones en 1976 y consiguió celebrar legalmente dos referéndums en 1980 y 1995, que fracasaron. Durante este tiempo, se había estado llevando a cabo una campaña por la independencia de la región, lo que provocó el éxodo de empresas y personas a otras ciudades del país. Aproximadamente, cerca de 400.000 habitantes se fueron a vivir a otras grandes ciudades, en su mayoría, jóvenes del mundo de los negocios y las finanzas. Montreal, que históricamente era considerado el centro financiero de Canadá, perdió este estatus cuando los bancos se trasladaron a Toronto en los años 70 y nunca regresaron. Aunque es cierto que el declive financiero ya llevaba años gestándose, la victoria de los independentistas y el inicio de su campaña contribuyeron enormemente a la aceleración de dicho proceso.

También de interés:

Desplázate para ir al contenido
Anuncio
Esteladas. Getty
Esteladas. Getty

Aunque un proceso de independencia sea largo, y la celebración de un referéndum no significa que esta vaya a producirse en un futuro cercano, es cierto que las compañías reaccionan de esta manera como medida de protección. Ante la posibilidad de que la población se decantase por depositar sus ahorros en un banco fuera de Quebec, las entidades se trasladaron siguiendo a sus principales clientes, y lo mismo pasó con las multinacionales, preocupadas por la posible salida de la provincia de los principales acuerdos comerciales.

¿Cómo se aplica el ‘efecto Montreal’ a Cataluña?

Un estudio elaborado por PwC entre empresarios y directivos catalanes reflejó claramente la preocupación de estos por la inestabilidad política y social del país en torno al asunto de la independencia. El estudio concluye que la polarización de la sociedad tienen ‘efectos económicos adversos‘, en contraste con lo que afirman algunos partidarios de la independencia, además de una alta relevancia simbólica y política.

Durante los 19 días posteriores al referéndum del 1 de octubre de 2017, 917 empresas retiraron su sede social de Cataluña, según los datos del Colegio de Registradores de España, y la cifra asciende a 5.567 a día de hoy. Las empresas han trasladado su sede social a otras regiones, principalmente a Madrid, Andalucía y Comunidad Valenciana. Cataluña se ha quedado sin la sede de sus dos entidades bancarias, Sabadell y Caixabank, y sin una de las principales industrias de energía (Gas Natural), igual que pasó en Montreal en los años 70.

Si Cataluña llegara a independizarse, saldría de la Unión Europea, por lo que los bancos no podrían recibir ayudas del Banco Central Europeo (BCE). Lo mismo ocurriría con las multinacionales, que representan un 80% de las compañías catalanas. Al igual que en el caso canadiense, la mayoría no podrían quedarse en territorio catalán, porque ya no estarían exentas de pagar ciertos aranceles. También se perdería la libre circulación de mercancías, servicios, personas y capitales, al no formar parte del área Schengen.

A diferencia de Quebec, Cataluña no está experimentando el mismo proceso de declive económico. Sin embargo, para el 43,37% de los encuestados por PwC, esta marcha es irreversible, tal y como ocurrió en Montreal. Los encuestados opinan que una mayor estabilidad política conseguiría revertir esta situación, pero no sin consecuencias, ya que produciría una importante pérdida de oportunidades y un desplazamiento en la toma de decisiones. Parece que estamos en un momento clave para revertir algunas consecuencias, aunque algunas perdidas ya son irrecuperables.

 

Laotracaradelamoneda

IDNet Noticias

Otras historias