Morata acepta el órdago de Benzema

OPINIÓN

El Real Madrid visitaba este miércoles al Leganés con la presión añadida por la victoria del Barcelona. El choque en Butarque dejó una primera parte loca con un 0-3 muy tempranero para los blancos, que posteriormente fue respondido por el conjunto pepinero con dos goles casi consecutivos para un 2-3 al descanso. En la segunda parte se impuso cierta tranquilidad, así como la superioridad merengue. Nuestro corresponsal Alberto Piñero lo analizó con los lectores:

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines