Puede parecer estúpido pero son motivo de despido más habituales de lo que crees

Ivette Leyva
·4 min de lectura
Dos mujeres hablan a espaldas de un colega en el trabajo/Getty
Dos mujeres hablan a espaldas de un colega en el trabajo/Getty

Todos sabemos que un pobre desempeño en tu centro de trabajo te puede costar el despido. Pero también hay muchos otros motivos, algunos bastante sutiles -como mala higiene personal e ignorar a los clientes-, que pueden hacer que pierdas el trabajo.

Echamos un vistazo a una lista compilada por el sitio GoBankingRates.

Chismorrear e ignorar a los clientes

Es bastante común entre los latinos, y bastante desagradable también.

Los empleados que chismean no solo terminan ignorando a los clientes, sino que también difunden mentiras sobre sus compañeros de trabajo en muchos casos, lo cual crea un ambiente de tóxico.

Evita transmitir chismes de la empresa o enviar correos electrónicos con información lasciva sobre tus colegas. Un registro escrito de tus indiscreciones es lo último que deseas para tu reputación.

Para la mayoría de las empresas, la gestión de las relaciones con los clientes es fundamental. Incluso si el negocio va lento, los empleados deben esforzarse por estar atentos en todo momento y no distraerse con conversaciones personales y chismes.

Faltar al trabajo diciendo que estás enfermo y publicar cómo te diviertes en las redes sociales

Fingir que te ausentas porque estás enfermo y luego publicar fotos de lo bien que la estás pasando puede costarte el empleo, en particular si has abusado de las políticas generosas de la empresa en el pasado.

“Usar el tiempo de enfermedad de manera inapropiada es una cosa, pero publicar abiertamente sobre su día en la playa es simplemente un descuido”, señala Dana Case, directora de operaciones de MyCorporation. “A veces, los empleados piensan en sus jefes como algo separado de sus vidas personales, por lo que ni siquiera piensan en que vean ese tipo de publicaciones. Pero si está en Internet, se puede ver fácilmente ".

Mala higiene personal

La mayoría de los empleados son contratados "a voluntad", según reza la mayoría de los contratos. Esto indica que un empleador puede despedirte por cualquier motivo, salvo discriminación por motivos de raza, religión o género. Por tanto, es perfectamente legal que una empresa despida a alguien por tener malos hábitos de higiene.

“Un día, entré en el estudio y encontré a todos los operadores de mi máquina de coser con papel higiénico metido en la nariz”, recuerda Pamela Barsky, quien diseña y fabrica accesorios de moda. “El nuevo [trabajador] serigráfico que había contratado llegó al trabajo oliendo mal. Fue despedido el mismo día".

También te puede interesar:

Los malos hábitos personales, a los que puede que no des importancia, te pueden costar el empleo. Foto: Getty Images.
Los malos hábitos personales, a los que puede que no des importancia, te pueden costar el empleo. Foto: Getty Images.

Vestirse de manera inapropiada

La apariencia y el comportamiento reflejan la cultura de tu empresa ante los clientes.

Cuando trabajaba en una empresa de procesamiento de tarjetas de crédito, Devin Clark fue despedido porque un socio consideró que sus aretes afectaban su imagen profesional.

El caso ilustra que aunque la moda que eliges es una forma de expresión, en el trabajo representas a tu empresa. Si no estás dispuesto a adaptarte al entorno laboral y sacrificar tu estilo de vestir, debes considerarlo pensarlo dos veces antes de aceptar un empleo.

Decir malas palabras

Hacerlo en el trabajo no solo es poco profesional e inapropiado, sino que podría resultar en tu despido.

“Decir palabrotas fomenta un ambiente de trabajo tóxico”, afirma Pierre R. Tremblay, director de recursos humanos de Dupray, una empresa que vende limpiadores a vapor y planchas de vapor en seis países. "De hecho, tuvimos que advertir a algunos de nuestros empleados que dejaran de decir palabrotas porque ofendían a otros... si no puedes hablar sin lanzar mala palabra, es mejor no hablar en lo absoluto".

Mentir en la solicitud de empleo

Una encuesta de CareerBuilder reveló que el 75% de los empleadores han encontrado mentiras en el currículum de un candidato. Y la reacción no es muy benevolente: solo el 12% dice que es probable que contrate a un candidato que haga algo extraño o extremo en una entrevista. Muchas personas han sido despedidas al descubrirse la exageración o mentira en su resume.

Lisa Barrington, coach certificada, consultora de recursos humanos y oradora, aconseja a los solicitantes de empleo que eviten incluso las pequeñas mentiras. “Diga toda la verdad”, recomienda. "Recuerde, una mentira por omisión sigue siendo una mentira".

Llegar tarde

Otra encuesta de CareerBuilder reveló algunas excusas innovadoras que esgrimen quienes suelen llegar tarde: desde seguir al amante de un cónyuge después de descubrir una aventura hasta verse retrasados ​​por una manada de ciervos.

Pero la creatividad no ayuda a ese tipo de empleados. CareerBuilder señala también que más del 40% de los empleadores han despedido a alguien por llegar tarde. Según Barsky, las empresas pueden incluso enfrentar multas cuando sus empleados llegan tarde.

“Una de nuestras tiendas está en un espacio común, donde el propietario tiene reglas sobre a qué hora debemos estar abiertos”, dijo Barsky. “Se nos cobra $ 50 si un empleado llega incluso un minuto tarde. Le pasamos la multa al empleado la primera vez que llega tarde; la segunda, ya no tiene trabajo".

VIDEO | Claves para triunfar en una entrevista de trabajo por videollamada