El motivo que llevó a Mercedes a seguir en la Fórmula 1

Jonathan Noble
·2 min de lectura

Antes de firmar el nuevo Pacto de la Concordia para 2021, los equipos pusieron en marcha un proceso para evaluar si tenía sentido o no seguir en la F1.

Aunque la crisis financiera provocada por la pandemia del coronavirus ha aumentado la presión sobre los fabricantes de coches, Mercedes tenía claro que lo único que podía hacer era seguir.

Kallenius señaló que aunque los costes de la competición tenían que bajar, cree que no habría sido lógico ignorar el cambio de tendencia del campeonato y el auge de un público más joven.

En una larga entrevista con la publicación alemana Manager Magazin, Kallenius dijo que no tenía sentido que Mercedes no permaneciera en la F1 desde el punto de vista del medio ambiente ni de los costes.

"Revisamos nuestro compromiso con la Fórmula 1 a principios de año", explicó Kallenius. "El precio de los derechos de televisión está subiendo significativamente. El interés por la Fórmula 1 está creciendo en Asia, Europa, Sudamérica, en todas partes. Y el número de aficionados jóvenes está aumentando, especialmente a través de las redes sociales y los eSports. ¿Deberíamos tirar eso a la basura? Estaríamos locos".

Más de Mercedes en F1:

Mercedes bate un récord de Ford de hace cuatro décadas AMG no hará desaparecer el nombre de Mercedes de la F1 Mercedes no se confía "ni 1 milímetro"

Aunque la división de coches de calle de Mercedes no es la única que necesita reducir costes, el fabricante alemán tiene claro que el cambio de la dinámica financiera de los equipos significa que la F1 ya no supone un pozo sin fondo de despliegue de recursos.

De hecho, con la introducción de un tope presupuestario, además de la llegada de nuevos patrocinadores como Ineos, Mercedes cree que su equipo de F1 puede dar beneficios en el futuro.

Cuando le preguntará qué opina el director financiero de Mercedes, Harald Wilhelm, sobre los gastos de la F1, Kallenius respondió: "Le complace que estemos reduciendo los costes a la mitad y consiguiendo nuevos patrocinadores".

"Nuestro equipo de Fórmula 1 pasará de ser generar costes a convertirse en una empresa solvente, casi como el Bayern de Munich."

Aunque es consciente de los problemas medioambientales que rodean a los fabricantes de coches, Kallenius considera que el impulso híbrido de la F1 y el plan de utilizar combustibles sostenibles va en una dirección positiva.

"Seguiremos hibridando los coches, y podríamos cambiar a los combustibles sintéticos. La Fórmula 1 también se convertirá en CO2 neutral. De lo contrario, las carreras se convertirían en un evento del pasado", zanjó.