Mourinho, Zidane y el puercoespín

Yahoo Deportes
Zinedine Zidane, en su regreso al Real Madrid, acompañado por Florentino Pérez. EFE
Zinedine Zidane, en su regreso al Real Madrid, acompañado por Florentino Pérez. EFE

Como pollos sin cabeza, buena parte de los medios deportivos españoles han pasado la última semana recitando nombres de entrenadores con la esperanza de que alguno de ellos se convirtiera en sustituto de Santiago Solari en el Real Madrid tras la debacle ante el Ajax. Se habló de opciones para la próxima temporada, como Jürgen Klopp, Mauricio Pochettino, Joachim Löw o Massimiliano Allegri; de soluciones de urgencia como Míchel, Guti, Raúl, Xabi Alonso, Karanka, Seedorf… Si Florentino llega a tardar un día más en convencer a Zinedine Zidane, habría salido el nombre de Lopetegui. Y por supuesto, no faltó José Mourinho.

Telemadrid hizo dos cosas con las que el resto de medios no se han atrevido en los últimos días. La primera, prescindir del condicional, del “a día de hoy”, del comodín. Ir a tumba abierta. El pasado, jueves, Juanma Cueto irrumpió en el informativo nocturno con un “doble bombazo”, como él mismo lo llamó: en cuestión de minutos se iba a anunciar el despido de Solari y el regreso de Mourinho. Consumado el ridículo, Telemadrid hizo la segunda cosa que tampoco ha hecho el resto de medios: pedir disculpas.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Donde de momento no se han disculpado es en ‘El País’, en cuya edición digital se aseguraba este domingo que Zidane había rechazado una oferta para regresar.

[11-III-2019] “El presidente del Madrid mandó a un empleado del club a que llamara al francés para preguntarle si estaba dispuesto a hacerse cargo del equipo de forma inmediata o a partir de junio. Fue apenas un tanteo. Menos realidad que show para alimento de los medios de comunicación. La respuesta del entrenador, por persona interpuesta, fue más o menos la esperada en el club: negativa pero no concluyente. Zidane dijo que ahora, con la temporada en curso, no aceptaría sentarse en el banquillo. Añadió que a partir de junio se planteará si entrena, o si no, y en caso afirmativo, si lo hace en España o en otra parte. Zidane tiene una oferta formal para dirigir a la Juventus hasta 2022. La relación entre Florentino Pérez y Zinedine Zidane acabó tan deteriorada tras la renuncia del técnico a dirigir al equipo el pasado mes de junio, que ni el presidente ni su mano derecha, José Ángel Sánchez, se atrevieron a llamarle directamente para ofrecerle el puesto. En su lugar mandaron a un funcionario de rango medio. El contacto resultó poco fructífero”. [Diego Torres / El País]

“Vuelvo porque el presidente me llamó”, ha dicho Zidane tras confirmarse su regreso, adelantado este lunes por Josep Pedrerol en el programa ‘Jugones’ de La Sexta. Qué buena información maneja siempre este hombre, ¿verdad?

Iñaki Gabilondo suele recurrir a una parábola de Schopenhauer sobre puercoespines para ilustrar la relación entre un periodista y sus fuentes: estos animales combaten en grupo el frío del invierno: se juntan para darse calor de forma mutua, pero no pueden acercarse demasiado porque se harían daño con las espinas. Gabilondo cree que hay periodistas capaces de mantener ese equilibrio, pero él no se cuenta entre ellos: “Siempre he preferido tener un poco menos de información y en cambio un poco más de independencia que un poco más de información y un poco menos de libertad”, escribe en su libro ‘El fin de una época’ (Barril Barral, 2011).

Es una pena que Pedrerol no escriba libros sobre periodismo, porque tendría mucho que contarnos sobre este juego con las fuentes. Por ejemplo, la diferencia entre una filtración y una información. ¿Recuerdan cuando la guerra entre Mourinho e Iker Casillas? Pedrerol, que sólo contaba las noticias que beneficiaban al entrenador portugués, rebajaba las de los demás a la categoría de filtraciones y hasta se permitía señalar al portero como fuente, para mayor escarnio. Se llama filtración cuando la noticia la dan otros y se llama información cuando la das tú. Las exclusivas, normalmente, se miden en púas.

También de La Libreta:

Exjugador del Real Madrid y comentarista: ¿profesión de riesgo?

La estrella de la temporada no es Messi, es el VAR

El jueguecito de la Copa del Rey de baloncesto

Otras historias