El nuevo documental del Movistar es una oda a la mediocridad

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·5 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
LAGOS DE COVADONGA, SPAIN - SEPTEMBER 01: (L-R) Enric Mas Nicolau of Spain and Miguel Ángel López Moreno of Colombia and Movistar Team compete during the 76th Tour of Spain 2021, Stage 17 a 185,5km stage from Unquera to Lagos de Covadonga 1.085m / @lavuelta / #LaVuelta21 / on September 01, 2021 in Lagos de Covadonga, Spain. (Photo by Tim de Waele/Getty Images)
Photo by Tim de Waele/Getty Images

Después de pasar por las más de dos horas de la nueva temporada de "El día menos pensado", los pensamientos se acumulan, pero uno sobresale: qué poco había que contar. Qué poco, qué poquísimo hizo el equipo Movistar el año pasado, qué año tan mediocre como para que prácticamente los cuatro capítulos giren en torno al "affair" Miguel Ángel López en la Vuelta a España. Prácticamente, no hay nada más. De entrada, los habituales seis episodios se han reducido a cuatro. No hay más personajes "nuevos", no descubrimos nada espontáneo o especialmente ilusionante y apenas hay tramas dignas de ese nombre.

Como dice Marc Soler en una de sus intervenciones: "A la gente solo le interesa el salseo". Y es verdad, claro. Solo que lo que él llama "salseo" son las tripas del deporte profesional: por qué se hace lo que se hace. A Marc Soler, por cierto, se le ve poco en el documental como se le vio poco en el año: dos caídas y nada más. En la primera, se hace mucho hincapié en su falta de profesionalidad por no llegar a meta: habla de ello Sciandri, habla García-Acosta, habla algún compañero... En la segunda, cuando aguanta una tira de kilómetros con los dos brazos rotos, no habla nadie. Solo él. Si no me equivoco, aquella fue la última carrera de Soler con Movistar.

El problema con el "salseo" es que condimenta, pero, en sí, no debería bastar. No es culpa de la productora, ni mucho menos, que nos vuelve a dejar un producto exquisito y bien cuidado. Simplemente, insisto, es que no hay nada más que contar: se habla bastante de Annemiek Van Vleuten, pero dentro de la evidencia de que el ciclismo femenino tiene menos público, se ve a Valverde ganando el G.P. Induráin y una etapa de la Dauphiné y a Imanol Erviti quedando segundo en una etapa del Tour. Poco más.

Ni siquiera se sigue el habitual enfoque cronológico Clásicas-Giro-Tour-Vuelta. Del sexto puesto de Mas en el Tour apenas se habla. No hay casi imágenes. No hay día a día. No hay autobús. Del Giro solo se enseñan las carencias de Soler. Breves flashbacks dentro de la narración de la Vuelta, que prácticamente eclipsa todo lo demás, con todos los protagonistas juntos en un mismo escenario: Valverde, López, Mas y Verona sobre las bicicletas... Vila, Lastras, Chente y Unzúe en los coches.

El documental, por lo tanto, es un documental capado. Un documental sin Giro y sin Tour. Un documental sin más imágenes que las de Eurosport ni más comentarios que los de Javier Ares. TVE, donde el 80% de los españoles siguen las grandes vueltas, queda relegada a los planos de la bajada de Miguel Ángel López en la penúltima etapa. Ni una palabra de Carlos de Andrés, ni una palabra de Perico Delgado. Si ha sido decisión de Abarca Sports o decisión de los propios comentaristas, no lo sabemos. Lo que está claro es que ahí se ha roto algo o ha estado tan cerca de romperse que han decidido dejar de estirar la goma. José Luis Arrieta, despedido tras muchos años en el equipo, tampoco aparece. Tampoco sabemos por voluntad de quién.

¿Y qué vemos en la Vuelta? Más mediocridad. Dentro de un año sin resultados, queda el segundo puesto de Enric Mas, pero ¿a qué precio? López, que está en todos lados, lo dice bien claro: "Haciéndonos los muertos y sin atacar nunca no vamos a ganar nada". Eso, que tanto se le achaca a Movistar, le desespera a su nuevo fichaje. Aparte de reflejar una realidad, hay mucha mala leche en esa frase. "Hacerse el muerto" es una de las consignas habituales de los directores deportivos de Movistar cuando uno de los suyos se mete en una fuga. Racanear siempre, preocuparse de quién viene detrás, intentar jugársela a los demás antes de que te la jueguen. Un concepto del ciclismo que nada tiene que ver con el actual, volcado en ataques desmedidos que ilusionan al aficionado.

El asunto es que, quien ataca la mediocridad, es Miguel Ángel López. Un buen corredor, punto. Un tipo que se crece en las grandes cimas pero que solo ha conseguido un podio en una gran vuelta en toda su carrera. No es Pogacar. No es Roglic. No es Van Aert. Es Miguel Ángel López. Si a un corredor acostumbrado a cuartos y quintos puestos le parece mediocre la táctica de su equipo, estamos apañados. El problema es que toda la razón que no tuvo al bajarse de la bici -no hay imagen ni interpretación que permita culpar al equipo de su despiste o su falta de fuerzas para entrar en el corte donde se jugó el podio- la tiene al analizar a quien lleva las riendas de las carreras.

Todos queremos a Chente por su naturalidad y sus expresiones, pero no hay un detalle táctico digno de mención que salga de su boca. Lo mismo podemos decir de Unzúe... y no es casualidad que el enfado de López vaya contra ellos dos. Patxi Vila lo intenta, pero le queda mucho trabajo por hacer. El conformismo se ha implantado en la estructura y lo está impregnando todo. "Ahí huele a muerto", dice Chente para referirse a las últimas plazas del pelotón. Movistar está en el camino. En la última crono de la Vuelta, Mas, que acaba noveno, recibe las felicitaciones de todos sus directores. Él, en cambio, mira a cámara, y dice: "Ha sido una crono mala. Otra crono mala". En ese abismo entre las aspiraciones de sus estrellas y la mediocridad de sus jefes vive "El día menos pensado" en su tercera entrega. Y es un abismo profundo, la verdad.

Vídeo | Alejandro Valverde: "No quiero pensar en la retirada, sino disfrutar el año 100%"

Otras historias que también te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente