Mudanza, reto como actriz y momentos complicados: Cristina Pedroche cumple 32 tras un año movido

·4 min de lectura

Ha sido un año difícil para todos, pero la vida sigue y este viernes no es menos para Cristina Pedroche, que celebra su 32 cumpleaños. En los últimos doce meses han pasado muchas cosas en la vida de la presentadora, que sigue enamorada de su marido, se ha mudado a una casa nueva, y tiene el proyecto de presentar las campanadas en el próximo fin de año. Aunque todo esto suena como positivo, no todo han sido buenas noticias para la vallecana, que también se ha enfrentado a algunos disgustos y sustos que no ha dudado en compartir con sus seguidores.

- Cristina Pedroche muestra las 'heridas de guerra' de David Muñoz: 'Se ha quemado el brazo'

VER GALERÍA

Cristina Pedroche y David Muñoz
Cristina Pedroche y David Muñoz

Los 31 años de Cristina Pedroche comenzaban en 2019 con "un sueño cumplido" cuando inauguró su figura en el Museo de Cera. Fue a principios de diciembre cuando pudo descubrir la escultura, que llevaba una réplica del traje-bikini floral firmado por Tot-Hom que llevó la Nochevieja anterior. "Cuando me llamaron en junio yo no entendía por qué, no soy Rafa Nadal como para tener mi figura, pero no lo dudé". Se mostraba maravillada: "Cada vez que la veo me gusta más". Tras esto llegaban las Campanadas y su nuevo espectacular vestido, que adelantaba que recordaría a civilizaciones lejanas, volvió a dejar a todo el mundo con la boca abierta.

Sin embargo, 2020 comenzaba con el pie izquierdo para David Muñoz, su marido, ya que se metía en un hospital para intentar corregir una dismetría que le había desviado la cadera y la pelvis y le estaba provocando mucho dolor. Sin embargo, volvió al trabajo y poco antes del confinamiento en marzo conseguían hacer la última escapada antes de que España y el mundo se viera sumida en la crisis de la COVID-19.

VER GALERÍA

Cristina Pedroche y David Muñoz
Cristina Pedroche y David Muñoz

A finales de marzo, Cristina desvelaba que estaba "en una montaña rusa de sentimientos" y que, aunque estaba intentando "tener buena actitud todo el rato", estaba siendo complicado. "Después de 12 días enfermo con algunos de esos días muy malos y la mejor cuidadora del mundo mundial, @cristipedroche, al fin empiezo a encontrarme mejor... Eso sí, el gusto y el olfato no han vuelto", había compartido David por su parte, que explicaba que no se había hecho la prueba por lo que desconocía con certeza si había tenido o no coronavirus. Más tarde compartía que hacía la comida "de oído", ya que no podía utilizar uno de sus mayores dones.

"Me doy cuenta de que soy afortunada al tener a toda mi familia sana", añadía la presentadora, sin saber que solo unos días más tarde le llegaría un nuevo palo con la muerte de su abuela. "Están falleciendo muchas personas (no solo a causa del virus) y no nos dejan despedirnos de ellos. No nos dejan estar con nuestros familiares, no nos dejan velarles. Darles el último adiós nos hace ser seres humanos, estar acompañados en el duelo. Sé que la causa por la que todos estamos luchando es más importante y por eso no salgo de casa, por eso no voy a darle un último beso a mi abuela Dominga", compartía la madrileña.

VER GALERÍA

Cristina Pedroche y David Muñoz
Cristina Pedroche y David Muñoz

En mayo, tras haber pasado lo peor del confinamiento y mientras algunas comunidades autónomas iban poco a poco reabriendo, la televisión también recuperaba su actividad. Cristina pudo mostrar entonces la experiencia nueva que había rodado previamente para la pequeña pantalla: su participación en los últimos episodios de El secreto de Puente Viejo. "Salir en el final del Secreto de Puente Viejo me hace muy feliz. Cuando me pidieron que lo hiciera no me lo pensé, formar parte de una serie que ha hecho historia de la televisión con sus más de 9 años de emisión es fascinante. Ojalá disfrutéis su último capítulo y descubramos todos, por fin, su famoso secreto", compartía con ilusión en el día de la emisión.

Además, este verano Cristina Pedroche y David Muñoz se han mudado a una nueva casa, algo que ya adelantaba la presentadora en una entrevista con David Broncano. La pareja se trasladaba de su piso en un barrio de moda a una zona de lujo a las afueras de Madrid, con tres plantas, seis habitaciones y siete cuartos de baño, además de piscina, jacuzzi y 1.000 m2 de jardín.

VER GALERÍA

Cristina Pedroche y David Muñoz
Cristina Pedroche y David Muñoz

A la vuelta del verano, en el que pudieron disfrutar de algún que otro viaje por la geografía española, llegaba una nueva mala noticia: el fuego que paralizaba la actividad de DiverXo cuando acababan de volver a abrir tras la pandemia. Un problema en el sistema de extracción desató un aparatoso incendio del que afortunadamente solo hubo que lamentar daños materiales, pero solo unos días más tarde reabrieron. No fue ni un mes de trabajo cuando tuvieron que volver a cerrar sus puertas por algunos casos de coronavirus entre su equipo, aunque han seguido trabajando con GoXo y StreetXo para mantener el trabajo. Estas últimas malas noticias se suman a las dudas que presentó hace solo unos días de cómo iba a presentar las Campanadas en un momento tan raro. Un año complicado que ahora llegará a su fin con su 32 cumpleaños.