LeBron James, desolado al enterarse del fallecimiento de Kobe Bryant

Yahoo Deportes

La noticia de la muerte de Kobe Bryant este 26 de enero pilló a la plantilla del equipo del que era y será por siempre una leyenda en un avión. Los Lakers regresaban a Los Ángeles desde la Costa Este de Estados Unidos después de medirse en la madrugada del sábado al domingo a los Philadelphia 76ers.

Las lágrimas de LeBron James al conocer la muerte de Kobe Bryant. (Foto: NBC).
Las lágrimas de LeBron James al conocer la muerte de Kobe Bryant. (Foto: NBC).

Nada más aterrizar en la ciudad californiana los jugadores conocieron la trágica noticia y uno de los más afectados fue la actual estrella de los Lakers, LeBron James. El alero bajó del avión desolado y sin poder contener las lágrimas. Caminaba hacia la terminal del aeropuerto llorando con un pañuelo en la mano mientras recibía el cariño y los abrazos de la gente.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

La relación entre ambas estrellas era muy especial y, precisamente en el partido que los angelinos jugaron ante los Sixers, LeBron adelantó a Kobe como el tercer máximo anotador de la historia de la NBA al superar los 33.643 puntos que la leyenda fallecida este 26 de enero logró durante su carrera profesional. Tras el encuentro, James mostró su admiración por su amigo. “Estoy feliz de tener una conversación con Bryant, uno de los mejores jugadores de baloncesto de todos los tiempos, uno de los más grandes Lakers de todos los tiempos”, declaró. “Tiene dos camisetas colgadas en el Staples Center. Es una locura”.

El 23 de los Lakers no sabía entonces que el logro que consiguió en Filadelfia, ciudad además natal de Kobe, sería un homenaje anticipado a su muerte. Bryant siguió muy de cerca la actuación de su amigo y le felicitó a través de las redes sociales. Así, sus últimos mensajes en Twitter e Instagram fueron para LeBron.

“Continúa moviendo el juego hacia delante, LeBron James. Mucho respeto, mi hermano”.

“¡A por el 2 LeBron James! Sigue haciendo crecer el juego y trazando el camino para el próximo”.

Su admiración mutua viene de lejos. Se conocieron en el All Star Game de 2002 y Kobe, que ya por entonces era una gran estrella, regaló unas zapatillas a LeBron. Este las usó en algunos partidos de su etapa en el instituto pese a que, como reconoció después, le estaban pequeñas.

James también confesó que Bryant fue una inspiración para dar el salto a la NBA directamente desde la secundaria y que en sus primeros años mantuvo su admiración. En aquella época surgió una gran rivalidad deportiva entre ambos: uno encarnaba el presente de la NBA y otro el futuro.

LeBron James y Kobe Bryant, durante un partido entre los Cavaliers y los Lakers en 2006. (Foto: Mark Duncan / AP).
LeBron James y Kobe Bryant, durante un partido entre los Cavaliers y los Lakers en 2006. (Foto: Mark Duncan / AP).

La primera vez que jugaron juntos fue en los Juegos Olímpicos de Pekín en 2008, donde lideraron a la selección de Estados Unidos para ganar el oro, éxito que repetirían cuatro años más tarde en Londres.

LeBron James y Kobe Bryant muestran su oro olímpico conseguido en Londres 2012. (Foto: Charles Krupa / AP).
LeBron James y Kobe Bryant muestran su oro olímpico conseguido en Londres 2012. (Foto: Charles Krupa / AP).

Poco después de la retirada de Kobe en 2016, su sucesor en la mejor liga de baloncesto del mundo pasó a ser la nueva estrella de Los Ángeles Lakers, el equipo en el que Bryant jugó durante toda su carrera y se convirtió en leyenda.

LeBron James, en un partido de los Lakers. (Foto: Frank Franklin II / AP).
LeBron James, en un partido de los Lakers. (Foto: Frank Franklin II / AP).

El destino ha querido que justo un día después de que LeBron superara a Kobe en la lista de anotadores de la NBA este nos haya dejado para siempre, aunque su legado deportivo y personal durará eternamente. James está ahora desolado, pero, con su carácter ganador, nadie duda que homenajeará a su rival y amigo luchando por el anillo con la camiseta de Los Ángeles Lakers, actualmente líderes de la Conferencia Oeste.

Más historias que te pueden interesar:

Otras historias