El "muro de madres" que plantó cara a los agentes federales para proteger a manifestantes en Portland

Jesús Del Toro
·5 min de lectura

La tensión en Portland, Oregon, entre manifestantes que por cerca ya de dos meses han protestado día tras día contra la brutalidad policial y el racismo ha sido considerable, y se ha catalizado por la actividad de agentes federales que han reprimido y hecho detenciones de modos que han sido denunciados como anticonstitucionales.

Mujeres del grupo 'El muro de madres' participan en una manifestación en Portland, Oregon, en apoyo del moviemiento contra la brutalidad policiaca Black Lives Matter. (AP Photo/Noah Berger, File)
Mujeres del grupo 'El muro de madres' participan en una manifestación en Portland, Oregon, en apoyo del moviemiento contra la brutalidad policiaca Black Lives Matter. (AP Photo/Noah Berger, File)

Y un nuevo grupo que ha resistido esa presión ha aparecido, en gran número y con un espíritu singular y solidario. Se hace llamar “El muro de madres” y está conformado, tal cual, por cientos de mujeres madres de familia que, vestidas con blusas amarillas y cascos de ciclista, se han plantado frente a los agentes federales para separarlos de los manifestantes que se congregaron frente a la Corte Federal de Portland, el epicentro de las protestas en esa ciudad.

Eso ha sido de suyo peligroso pues, como narró The Washington Post, aunque cantaban “No le dispares a tu madre” ante los policías, estos de todos modos les lanzaron gases lacrimógeno, las empujaron con sus toletes para tratar de desalojarlas e incluso les dispararon balas ‘no letales’. El periodista Sergio Olmos lo documentó en Twitter.

“El muro de madres” es un momento que ha surgido y crecido de modo vertiginoso. Se creó apenas hace una semana en Portland, y ya se habría expandido con grupos en Chicago, Filadelfia, Nueva York, San Luis y Washington DC, de acuerdo al Post. Ello ante la posibilidad, que incluso el presidente Donald Trump ha mencionado, que agentes federales sean también enviados a esas u otras ciudades, en principio para contener la violencia pero, como ha sucedido en Portland, con la inquietante posibilidad de que ellos mismos se conviertan en catalizadores de conflicto.

La acción de los agentes federales en Portland, con actos represivos y detenciones denunciadas como irregulares, han sido ya objeto de una demanda judicial que considera esas actividades como anticonstitucionales.

Integrantes de 'El muro de madres' se reúnen para marchar rumbo a la Corte Federal en Portland, que durante semanas ha sido centro de manifestaciones. (Photo by Nathan Howard/Getty Images)
Integrantes de 'El muro de madres' se reúnen para marchar rumbo a la Corte Federal en Portland, que durante semanas ha sido centro de manifestaciones. (Photo by Nathan Howard/Getty Images)

La actividad de ‘El muro de madres’ es pacífica pero de alto impacto y, según el Daily Mail, lemas como “no te metas con mamá oso”, “la Madre María perdió un hijo por la violencia estatal”, otras frases de resistencia no violenta y un arsenal de flores, cantos y símbolos de amor y paz han capturado la atención de muchos.

Frenar la violencia y proteger la paz pública son medidas necesarias y de enorme importancia, pero en el caso de Portland las propias autoridades locales han dicho que no desean la presencia de esos agentes federales, pues solo habrían atizado la confrontación.

Es en ese contexto que habría surgido el grupo ‘El muro de madres’ y varias de sus integrantes afirman que se sumaron a él en respuesta al llanto de George Floyd, que en sus últimos momentos mientras era sometido hasta la muerte por policías en Minnesota, lloraba y llamaba a su madre.

“Cuando eres una madre tienes la urgencia primaria de proteger a tus hijos, y no solo a los tuyos, a los de todos”, dijo al Post Jennie Vinson, una de las organizadoras del grupo.

La participación de las madres durante las manifestaciones, para colocarse como un muro de protección entre agentes federales y manifestantes, ha sido inspiradora para muchas otras mujeres que se les han sumido, pero no está libre de riesgos. Ellas mismas han sufrido la ruda irritación de los gases lacrimógenos y el rigor del embate de los oficiales.

“Nosotras las madres recibiremos algunos golpes físicos con la esperanza de que nuestros hijos, amigos, vecinos y seres queridos de color se libren de un poco de sufrimiento”, dijo una de las integrantes de ‘El muro de madres’ a la radio pública NPR.

Pese a los riesgos, el grupo es cada vez más numeroso y tiene el apoyo de varios padres que se han sumado en solidaridad y apoyo a las madres.

Algunas mujeres tienen hijos pequeños, pero el ejemplo de las otras madres las motivó a participar en el grupo, encarando tanto la tensión con los policías como la amenaza del covid-19. Una de ellas, Angie Noriega, ante la súplica de su hija de 7 años para que no acudiera a la manifestación, le dijo, según el Post, que “a veces hay que ser valiente y hacer lo correcto incluso si se siente miedo”.

Y la hija de 3 años de otra integrante del grupo, Rachel Weishaar, le pidió a su mamá que fuera y le “dijera a los policías que sean más gentiles”.

Además, ‘El muro de madres’ también se propone alzar la voz por las muchas madres que han perdido hijos a manos de la brutalidad policiaca y que han luchado para lograr cambios en las fuerzas policiales y las instituciones judiciales. Su apoyo al movimiento Black Lives Matter y su repudio al racismo son también componentes clave de su actividad.

Ellas constituyen una notable y llamativa forma de resistencia ciudadana que, más allá de controversias y críticas, ha capturado la atención de millones y conferido a su movimiento un enorme atractivo en las calles y gran viralidad en redes sociales.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR:

VIDEO | Agentes federales lanzan gases lacrimógenos al alcalde de Portland

"El estilo de Trump me recuerda a los caudillos semiautoritarios de América Latina"