Los números que demuestran el apabullante dominio del Bayern en Alemania

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·5 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.

No tiene rival. Bayern Munich festejó este último fin de semana el título de la Bundesliga tras vencer por 3-1 al Dortmund en el Allianz Arena. Con tres fechas por disputar, el conjunto bávaro reafirmó su dominio en Alemania con otra consagración sin atenuantes.

A pesar de tener algún que otro altibajo en la campaña, el equipo de Julian Nagelsmann no tuvo problemas para sumar un nuevo trofeo a sus vitrinas. El décimo título conseguido de manera consecutiva es récord para un conjunto entre las cinco mejores ligas del viejo continente.

En cuanto al juego, el Bayern lo tiene todo. Desde su solidez defensiva con uno de los mejores arqueros de los últimos tiempos en Manuel Neuer, hasta una capacidad inigualable para instalarse en el área contraria. Una vez allí, qué mejor que contar con uno de los delanteros centros más infalibles del planeta en Robert Lewandowski.

A pesar de la partida de Hansi Flick y la llegada de Nagelsmann, el ADN del equipo sigue siendo el mismo, y pese a que la espina por la eliminación en Champions será difícil de extirpar, los números son elocuentes cuando se analiza el estelar rendimiento del Bayern en la Bundesliga.

La posesión, innegociable

Si hay algo que destaca a los últimos equipos del Bayern es su talento para conservar el balón el mayor tiempo posible y, con él, buscar el arco de enfrente en cada momento. El conjunto bávaro lideró esta faceta con comodidad, manteniendo la posesión de la pelota en 64,3% de promedio.

Para evidenciar el dominio, el Dortmund, que acabó segundo y trata de implementar un estilo similar al Bayern, solo pudo contener el balón en un 58,76%: la diferencia entre el primero y el segundo es mayor que la del segundo y el octavo (Hoffenheim).

Un equipo que ataca mediante la posesión tiene que recuperar rápido el balón cada vez que lo pierde. El Bayern también se destaca en ese aspecto, con 1677 duelos ganados, la sexta mejor marca del torneo, y eso que el Bayern casi siempre es el que lo tiene. Otro aspecto que domina: las entradas exitosas, con 302 totales.

Una vez que obtiene la posesión, es casi imposible sacársela. La mitad de cancha que componen Kimmich y Goretzka le permiten al Bayern comenzar los ataques con una frescura envidiable. Rara vez fallan sus entregas, y por eso el equipo bávaro logró terminar el torneo con 17240 pases completos, casi dos mil quinientos más que el segundo, el Dortmund.

Un equipo que va para el frente

Pocas cosas sintetizan mejor al Bayern Munich que su calidad en ataque. Con Robert Lewandowski a la cabeza, el campeón de la Bundesliga es uno de los mejores equipos ofensivos del mundo.

A pesar de que muchos argumentan que la liga alemana no cuenta con los mejores defensores, el estilo del Bayern supera cualquier contexto. No es que en la Champions le cuesta demasiado llegar al gol, pero en Alemania nadie le llega a los talones.

El Bayern es el equipo más goleador (92 festejos), el que más intenta (250 tiros al arco), el que más insiste (476 disparos), el que más busca (1227 toques en el área rival) y el segundo más preciso (52,52 en precisión de disparos).

El Bayern marca un gol cada 30,33 minutos y los hace de todas las maneras. De contragolpe, (7), de cabeza (9), de penal (5), desde adentro del área (85) y desde afuera del área (7).

¿El único punto flojo? La baja efectividad. Para todo lo que genera, podría ser aun más efectivo: terminó cuarto en tasa de conversión de disparos (14,89%) y noveno en porcentaje de conversión de granes oportunidades (40,97)

Estrellas en las dos áreas

Para ganar partidos se necesita hacer goles y evitarlos. Y el Bayern tiene a dos de los mejores para esos trabajos. Arriba, Lewandowski pocas veces perdona. El delantero polaco es goleador de la Bundesliga con 33 festejos, doce más que su más inmediato perseguidor.

A pesar de su edad (33 años), el ex Dortmund está viviendo un momento excepcional de su carrera. Tanto es así que hace algunos meses estuvo a punto de "robarle" el Balón de Oro a ningún otro que Lionel Messi. Y muchos consideran que se lo merecía.

En el arco, Manuel Neuer no necesita introducción. El alemán, parte vital del multicampeón alemán, es uno de solo dos jugadores (el otro es Thomas Muller) que ha estado en cada uno de los últimos diez títulos ligueros.

Su longevidad es un caso de estudio. Neuer consiguió 10 vallas invictas (de las 11 del Bayern, máximo del torneo), además de acabar con 60 tapadas y 73,17 en porcentaje de salvadas. Para un equipo que le llegan poco, el alemán aparece cuando lo llaman.

Un equipo con hambre

Para pelear arriba año tras año, es necesario tener una mentalidad positiva. Cuando se logran diez títulos de manera consecutiva, esa mentalidad debe ser lo que te separe del resto.

Es normal para un conjunto ganador tener momentos de relajación, pero el Bayern no sabe lo que es eso. A pesar de saberse mejor que el resto, sigue manteniendo el hambre, clave para seguir ganando títulos.

Esa mentalidad especial se refleja en el aspecto grupal: está entre los que menos puntos perdió cuando va ganando (11). Y en el individual: pocos goles del contrario vinieron por equivocación propia (3).

Foto: Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente