Tsitsipas y Zverev quieren desafiar a los reyes

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·2 min de lectura
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.

París, 10 jun (EFE).- Juegan la segunda semifinal, la que menos atención ha despertado en Roland Garros, pero el griego Stefanos Tsitsipas y el alemán Alexander Zverev se medirán para alcanzar por vez primera una final en París y desafiar al vencedor del partido entre los reyes Rafa Nadal y Novak Djokovic.

Serán ellos quienes abran el baile el viernes en la central de París, antes de que salten al ruedo el número 1 del mundo contra el 3.

Entre los dos no superan los 46 años, por lo que disputarán la semifinal más joven en París desde la que midió a Nadal y Djokovic en 2008.

El griego y el germano nunca se han medido en un torneo de Grand Slam, aunque ambos llevan ya un tiempo llamando a la puerta de la gloria. Más el germano, aunque el heleno viene con un empuje extra esta temporada que ha llevado al sueco Matts Wilander a considerarle el favorito, incluso por encima de Nadal.

No en vano, Tsitsipas es el tenista que más triunfos sobre tierra batida tiene este año, 21, frente a solo tres derrotas. En el camino, el torneo de Montecarlo, su primer Masters 1.000, además de el de Lyon.

TSITSIPAS SEDUCTOR

El tenista de 22 años, número 5 del ránking, no parece amedrentado por la magnitud del evento. Ante Zverev jugará su tercera semifinal de un Grand Slam, la segunda consecutiva en París, aunque nunca ha logrado superar esa fase en un grande.

De lograrlo, sería el primer finalista griego de un Grand Slam y el más joven desde el británico Andy Murray en el Abierto de Australia en 2010.

A su edad, Nadal había conseguido su tercera corona en París, pero desde entonces nadie ha alcanzado el último escalón tan joven.

Tsitsipas, un moderno seductor que utiliza su hercúlea figura como icono en las redes sociales, transita por la temporada con más confianza que nunca.

Su balance contra Zverev le es favorable, con cinco triunfos en siete partidos, incluido el único duelo en tierra batida, disputado en Madrid en 2019.

Precisamente la victoria en el Masters 1.000 esta temporada ha elevado la confianza del alemán, que ha llegado a París en mejor estado que anteriores ediciones y que nunca antes había superado los cuartos en la arcilla francesa.

Zverev, sexto del ránking de 24 años, afronta su tercera semifinal de un Grand Slam en busca de su segunda final, tras haber perdido la del Abierto de Estados Unidos de 2020.

Pese a que cuenta ya con cuatro títulos de Masters 1.000, en Grand Slam nunca ha conseguido derrotar a un top10.

Persigue convertirse en el segundo alemán que alcanza la final en París, tras Michael Stich en 1996 y en el más joven finalista de un Grand Slam desde Djokovich en Wimbledon en 2011.

Luis Miguel Pascual

(c) Agencia EFE