Rafa Nadal cierra la puerta al victimismo en Wimbledon pero no a la incertidumbre por su lesión

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·2 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
Foto: Corbis via Getty Images
Foto: Corbis via Getty Images

Durante un tiempo, Rafael Nadal vio en duda su participación en Wimbledon. Y todo a raíz de su incesante dolor en el pie, el que lo aquejó durante un largo período, como ocurrió en durante este 2022, en el que supo sobreponerse ante el dolor y ganar los dos primeros Grand Slams: Abierto de Australia y Roland Garros.

De hecho, en el certamen disputado en París, donde alzó el 22° GS en su carrera, el tenista español debió someterse a inyecciones analgésicas previo a cada encuentro para calmar las molestias.

Frente a esto, hizo todo lo posible a su alcance para decir presente en el próximo torneo en Reino Unido. En este plan, el balear accedió a dos ciclos de infiltraciones de radiofrecuencia para aliviar las dolencias y estar en condiciones de disputar el tercer certamen más importante del calendario.

Y esto parece estar dándole resultados al actual N°4 del ranking del ATP y lo que transmite en sus palabras. Este sábado, en rueda de prensa, con miras a la competencia en el All England Club, destacó su estado físico y reconoció que, en el presente, disminuyó notablemente el dolor en su pierna.

"Es obvio que si estoy aquí es porque las cosas van mejor. Si no, no estaría aquí. Así que estoy bastante feliz por cómo han evolucionado las cosas. No puedo estar súper feliz porque no sé qué puede pasar", expresó ante los medios.

De su situación, el rey de la tierra batida comentó: "En primer lugar, puedo caminar normalmente la mayoría de los días, casi todos. Ese es para mí el problema principal. Cuando me despierto, no tengo este dolor que tuve durante el último año y medio. Estoy muy feliz por eso. Y segundo: entreno. He estado mejor, en general".

Y siguió: "Desde las últimas dos semanas, no he tenido un día de esos terribles en los que no me puedo mover. Por supuesto, algunos son mejores y otros un poco peores. No puedo decir si voy a estar en ese momento positivo una semana, dos días o tres meses".

Acerca de su tratamiento, Nadal explicó: "No solucionó mi lesión. No está mejorando mi lesión en absoluto, pero puede aliviar un poco el dolor. Ese es el objetivo principal. A veces, las cosas en el mundo de la medicina, las matemáticas, no son predecibles al 100%".

Por último, aseguró: "En teoría, eso puede ayudar al pie porque se trata del nervio. Tocas el nervio, entonces está como dormido de alguna manera por un tiempo, pero luego se recupera. Cuánto tiempo va a estar el nervio así, no puedo decirlo. Es algo que tenemos que descubrir".

VÍDEO | Rafa Nadal, el rey de los Grand Slams

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente