Nadal gana a Thiem y levanta por décima vez el Torneo de Barcelona

El tenista español Rafael Nadal devuelve la pelota en la final del Torneo de Barcelona contra el austriaco Dominic Thiem, el 30 de abril de 2017

El español Rafael Nadal revalidó su título y alcanzó las diez victorias en el Torneo de Barcelona, este domingo al derrotar al austriaco Dominic Thiem por 6-4 y 6-1 en 1 hora y 29 minutos de juego.

Nadal, de 30 años y número 5 mundial, alcanza su título 71 como profesional -51 en polvo de ladrillo-, una semana después de ganar el Masters 1000 de Montecarlo por décima vez, demostrando que está preparado para Roland Garros, la gran cita de tierra batida, que comienza en un mes y en la que también buscará su décimo trofeo.

El español es el único jugador en la era Open que ha ganado diez veces un torneo, en su caso, Barcelona y Montecarlo, a la espera de lo que pase en la capital francesa.

"Ganar de nuevo aquí en Barcelona, ganar en una semana Montecarlo y Barcelona, dos torneos muy especiales para mí, es un inicio de temporada en tierra batida de ensueño", señaló Nadal a la televisión española.

Finalista en el Abierto de Australia, Master 1000 de Miami (derrotas ante su gran rival Roger Federer) y Torneo de Acapulco, el mallorquín completó una excelente primera parte del año en pista dura. Con la llegada del polvo de ladrillo parece que ha dado un paso más, sumando este domingo su décima victoria consecutiva en dos semanas.

- Primera rotura, primer set -

Récord de victorias en la tierra batida barcelonesa, el español se impuso de 2005 a 2009, de 2011 a 2013 y finalmente en 2016 y 2017.

En la pista rebautizada como Rafael Nadal este año por la organización, el tenista mallorquín tuvo la paciencia necesaria para derrotar a Thiem, que aguantó el cara a cara durante 1 hora y 15 minutos, pero que se desmoronó en el último cuarto de hora ante la solidez de su rival.

Thiem (N.9), de 23 años y que había vencido al número 1 mundial Andy Murray en semifinales, batalló en una tarde fría y húmeda en Barcelona. Nadal, certero y rapidísimo de piernas como en sus mejores épocas, aprovechó su primera rotura para lograr el primer set.

"Es un jugador que tiene mucha fuerza. El primer set tenía una importancia vital. Aunque tuve algunas oportunidades más que él, estuvo muy equilibrado. Es por eso que cuando logré la primera manga lo festejé con mucha energía", explicó el español.

En el segundo, navegó con el viento a favor, con un Thiem cada vez más propenso a los errores. Se situó con 3-1 y luego ganó los siguientes tres juegos para cerrar el partido.

Nadal continuará su preparación para Roland Garros en Madrid y Roma. El grande francés se disputará del 28 de mayo al 11 de junio, donde el español intentará volver a levantar el trofeo, tres años después de que ganara el noveno, su último triunfo en París.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines