Nadal, antes de su vuelta: "No lucho por ser el número uno, solo por ser competitivo"

Getty Images

Luego de casi dos meses, Rafael Nadal volverá al circuito ATP. El tenista español no juega un partido desde que cayó en los octavos de final del US Open, a principios de septiembre, contra Frances Tiafoe, quien lo superó en un disputado juego, que duró cuatro sets.

Desde entonces, el N°2 del ranking mundial pasó por un gran cambio en su vida personal, tras el nacimiento de su primer hijo. Por el ámbito profesional, llegó a saltar a la cancha para disputar la Laver Cup, la que presenció para acompañar a Roger Federer en su retiro.

De cara su regreso a la competencia, que será en el Masters 1000 de París, el miércoles, contra el ganador del cruce Roberto Bautista-Tommy Paul, el balear se mostró muy entusiasmado. Además, se refirió a la lucha por el primer puesto en el escalafón, lo que reconoció que no está en sus planes.

"Estoy feliz por volver al circuito después de un tiempo. No he podido jugar mucho en los últimos cinco meses. Estoy feliz, como siempre, por volver a una ciudad que todo el mundo sabe cómo de importante es para mí, aunque es cierto que en este evento nunca he tenido demasiadas cosas positivas en mi carrera", dijo, ante los medios.

Sobre la cima de la tabla, Nadal admitió: "Estoy orgulloso por todas las cosas que he conseguido y que todavía puedo conseguir en este 2022. Para ser claros, yo entiendo que esto sea un foco de conversación, pero yo no lucho por ser número uno, solo lucho por ser competitivo en cada torneo que dispute".

Y continuó: "Esto es algo que ya dije hace bastante tiempo: ya no lucho para ser el número uno. Lo hice en el pasado, he alcanzado ese objetivo un par de veces en mi carrera, en momentos que fueron muy felices y en los que estuve orgulloso de conseguirlo. Ahora mismo, estoy en un momento de mi carrera en el que ya no lucho por ello".

Dentro de su situación, el manacorí reconoció: "Hoy la historia es totalmente diferente, no sé cuántos torneos he jugado, algo así como diez, y solo pude terminar ocho. Es difícil ser número uno del mundo así, pero estoy feliz de estar en una posición que muestra que, cuando he jugado, lo he hecho realmente bien".

Para finalizar, ante la consulta por su estado físico, aseguró: "Veremos cómo se comporta el cuerpo, a nivel competitivo. Está claro que ha sido un año increíble en los resultados, pero también complicado en términos de lesiones. Voy a dar lo mejor de mí mismo, y luego aceptar las cosas tal como vayan sucediendo".

Foto: Getty Images