Napoli y Spalletti lamentan la baja de Osimhen por lesión

·2 min de lectura

El miércoles no terminó de ser un día perfecto para Napoli. A pesar de su excelente rendimiento y goleada sobre Liverpool, por el arranque de la UEFA Champions League, los Azzurri terminaron la jornada con lamento por la lesión de su centrodelantero, Victor Osimhen.

El atacante nigeriano, que estaba a tono con el desempeño de sus compañeros, y hasta había errado un penal, debió ser sustituido al instante de quedar sentido en el suelo, evidenciando un problema físico, lo que quedó retratado con sus dificultades para salir del campo.

Pasados unos días y estudios de por medio, la institución italiana confirmó la gravedad de la herida del africano. Por medio de un comunicado, confirmó que el jugador, de 23 años, padeció "una lesión de segundo grado en el tendón de la corva derecha".

Para los Partenopei, esta resultará una baja importante y con la que deberá lidiar, al menos, un mes. En este lapso, se medirán con Spezia, este sábado, Milan, Torino y Cremonese, por Serie A. Mientras que, entremedio, chocarán con Rangers y Ajax, por Champions.

Al conocerse el diagnóstico, Luciano Spalletti lamentó la falta de Osimhen, quien anotó dos tantos en el comienzo de la temporada, para los próximos partidos. De todos modos, para este choque cercano con los Aquilotti, reconoció que Giovanni Simeone y Giacomo Raspadori pelearán por su lugar.

"Se ha emitido un informe, me atengo a eso. Lamento no tenerlo disponible, pero es algo que puede pasar", afirmó el entrenador, en rueda de prensa, y agregó: "Tenemos jugadores igualmente fuertes que pueden reemplazarlo, como Simeone y Raspadori. Decidiré mañana quien juega, ambos están bien".

Sobre el duelo por el torneo, el técnico expresó: "No tenemos que centrarnos sólo en el nombre del oponente, sino ganar y obtener los tres puntos más allá de su realidad. Debemos traer esta victoria a casa, luego se presentarán otros argumentos".

Y finalizó: "No quiero apagar el fuego, el potencial es mucho, pero se necesita carácter y voluntad para cambiar el color de las camisetas en los ojos de los jugadores. Si al levantarse siguen viendo rojo [por Liverpool], será un error. Se necesitará calidad para adaptarse al partido y un clima que sin duda será diferente".

Foto: AFP via Getty Images