Ndikumwenayo aspira a ser el primer ganador español en Itálica desde 1983

Sevilla, 19 nov (EFE).- La 40 edición del Cross de Itálica, prueba de la categoría Oro del circuito de campo a través de World Athletics, apunta a histórica por la condición de favorito de Thierry Ndikumwenayo, que, en su nueva condición de atleta español, podría lograr este domingo la primera victoria nacional desde el triunfo de Juan Barón en 1983.

Ndikumwenayo, de origen burundés recién nacionalizado, figura como uno de los principales favoritos de la prueba tras haber vencido el domingo pasado en Atapuerca, siete de cuyos ocho primeros clasificados correrán en el emblemático circuito del enclave arqueológico romano de Santiponce (Sevilla).

El principal rival del pupilo de Pepe Ortuño será su compañero de entrenamientos Rodrigue Kwizera, que continúa defendiendo el pabellón de Burundi e intentará ser el primer hombre en un decenio que retenga el título del Cross de Itálica, ya que logró la victoria el año pasado.

Kwizera, ganador hace tres semanas en Amorebieta y tercero en Atapuerca, deberá vigilar al jovencísimo Levy Kibet, segundo en la prueba burgalesa y estrella emergente de la armada keniana, a la que se le resiste la victoria en Itálica desde que en 2014 venciese Paul Tanui.

Otros nombres importantes del evento masculino serán los de los ugandeses Joshua Cheptegei y Jacob Kiplimo, respectivos ganadores en la antigua ciudad romana en 2018 y 2019 que han cultivado desde entonces un importante palmarés en la pista, colgándose medallas olímpicas y mundiales.

Por parte española, además de un Ndikumwenayo que aún no podrá vestir la camiseta nacional el 11 de diciembre en el Europeo de Turín, competirán corredores ilustres como Nassim Hassaous, Roberto Alaiz, Dani Arce o Adel Mechaal con el objetivo de ganarse su selección para el campeonato continental.

La prueba femenina, que este año se disputará por primera vez sobre la misma distancia que la masculina (10.092 metros), tendrá como principal atracción a la ugandesa Peruth Chemutai, campeona olímpica de los 3.000 obstáculos, aunque su estado de forma es una incógnita puesto que aún no ha competido este otoño.

La keniana Purity Chepkirui, campeona del mundo júnior de 1.500, será uno de los nombres a seguir junto a la turca Yasemin Can, que atesora siete títulos europeos entre la pista y el campo a través, y que luchará por el podio con las representantes etíopes, Likina Amebaw y Meselu Berhe.

(c) Agencia EFE