El coronavirus salvó a Maradona y a Gimnasia del descenso

Goal.com

Apenas comenzaba el tan lejano septiembre del 2019 y en Gimnasia se desataba una revolución: la llegada de Diego Armando Maradona al banco de suplentes. Desde un primer momento fue un éxito de marketing, el club sumó miles de nuevos socios y los hinchas llenaron el Bosque para su presentación. Sin embargo, a nivel deportivo no lograba los resultados necesarios para cumplir el objetivo de la permanencia y cada fecha que pasaba parecía más complejo. 

Lo que nadie imaginaba era que el milagro ocurriría, aunque no de la manera que el 10 hubiera deseado: 45 días después de disputarse el último partido oficial por el inicio del aislamiento por la pandemia por coronavirus, sin fecha próxima para reestablecerse, la AFA confirmó la suspensión de la temporada y de los descensos, por lo cual el Lobo seguirá al menos hasta 2022 en la máxima categoría.

La última imagen de esta primera película del 10 en el Tripero lo encontraba, luego de empatar sin goles ante Banfield en el inicio de la Copa Superliga, a cinco puntos de Colón, el último equipo fuera de la zona de descenso. Pero hubo casi seis meses de competencia con el astro en el banco de suplentes, en que logró mejorar el rendimiento del equipo, sin poder reflejarlo en los resultados.

A nivel estadístico, Gimnasia disputó en total 19 encuentros, de los cuales ganó seis, empató cinco y perdió los 10 restantes, con 20 goles a favor y 17 en contra. Además, había avanzado a los 16vos de final de la Copa Argentina al derrotar 2-0 a Sportivo Barracas. 

"Tenemos que sacar los descensos de esta temporada, y de la siguiente. Pero mantener los promedios. Y que todos sigamos armando planteles competitivos. Es crucial. Los clubes tenemos que salir de esta todos juntos", escribió hace algunos días en su cuenta de Instagram. Chiqui Tapia lo ratificó este martes y si bien la situación no amerita un festejo, dada la gravedad de la enfermedad alrededor del mundo, Diego puede sentir la satisfacción de poder pensar en un futuro sin la urgencia del promedio.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Otras historias