En-Nesyri pone los goles, Óliver Torrres, el fútbol y el Sevilla las dudas

Goal.com

El Sevilla sigue despertando dudas y así se lo hizo saber la grada del Ramón Sánchez-Pizjuán al despedir al equipo con pitos después de que ganaran sobre la bocina a Osasuna con un gol de En-Nesyri en el descuento. El enfado de parte de la afición sevillista llegaba después de que lo que parecía una mañana tranquila de fútbol se convirtiera en un triunfo agónico.

Los pupilos de Lopetegui habían allanado el camino en la primera parte, donde en contra de la dinámica de la temporada tuvieron más efectividad que fútbol para irse ganando 2-0 al descanso. Óliver Torres celebró su vuelta tras la lesión con una actuación brillante en la que firmó lo mejor de su equipo en ataque. De sus botas nacieron las 4 ocasiones sevillistas y dos acabaron en la red. El extremeño robo y asistió a En-Nesyri en el 1-0 y también a Ocampos desde la esquina en el 2-0. Antes dejó otras dos veces solo al argentino pero se nubló delante de la portería.

Osasuna pagaba sus errores defensivos y parecía noqueado. La expulsión de Sergio Herrera por mano fuera del área ante Ocampos sólo hacía acrecentar la sensación de que el partido estaba resuelto pero el Sevilla, como suele ser habitual, se desconectó con ventaja en el marcador y metió a su rival en el partido, gracias también a las dudas atrás, multiplicadas por la evidente falta de confianza de Sergi Gómez y Bono. Aridane, sorprendentemente libre de marca, mandó a la red un centro de Roberto Torres y el 10 de Osasuna también apareció en el 2-2 tras mandar a la red un penalti por mano de Escudero.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

¡Suscríbete a DAZN por sólo 9,99€ al mes. Tienes un mes de prueba gratis!

Lopetegui tuvo que reaccionar metiendo todo lo que tenía en ataque. Sentó a un inoperante Rony Lopes, que desperdició su primera oportunidad en LaLiga, y a un gris Mudo Vázquez y colocó a De Jong y Suso. Aún así, el Sevilla no llegaba con claridad, sobre todo porque Gudelj no ofrecía la misma seguridad en la distribución que el lesionado Fernando pero, contra diez y con todo su arsenal arriba, el Sevilla acabó encontrando el tanto de la victoria. En-Nesyri, héroe sevillista, hizo el 3-2 en un remate con cierta fortuna tras la prolongación del omnipresente Koundé.

El Sevilla sigue en puestos de Liga de Campeones pero da la sensación de que tiene mucho que trabajar antes de que lleguen rivales de más enjundia como son los próximos: el Atlético de Madrid, la Roma y el Betis. La temporada empieza a decidirse y Lopetegui gana pero no despeja las dudas.

Otras historias