Grupos católicos tapan la boca al Jesucristo gay y censuran a Netflix

Imagen promocional de la censurada en Brasil, 'La primera tentación de Cristo'
Imagen promocional de la censurada en Brasil, 'La primera tentación de Cristo'

La censura ganó la batalla y la serie de Netflix, ‘La primer tentación de Cristo’, no podrá emitirse en Brasil tras la orden de un juez. El magistrado de Río de Janeiro, Benedicto Abicair, dio la razón a las organizaciones católicas que denunciaron a la plataforma por incitar a la blasfemia tras retratar a Jesucristo como una persona homosexual. 

El estreno de la serie levantó muchas ampollas en la sociedad brasileña durante las fechas navideñas hasta el punto en que el hijo de Jair Bolsonaro, actual presidente del país, calificó el filme de “basura”. Hace un mes, el debate entre la libertad creativa y el veto a ciertos contenidos estuvo candente en las redes sociales e incluso se realizaron diversas iniciativas de recogida de firmas para luchar por un objetivo que finalmente se ha logrado.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Desde la organización católica brasileña que denunció la serie ante el juez afirmaron que ésta supone “un daño al honor de millones de católicos”, concretamente a un 86 por ciento de la población, tal y como también expresó en su día el hijo de Bolsonaro, razón de peso para que el juez Abicair prohibiera la emisión del programa. 

Protestas en Brasil ante la visita del Papa Francisco (Mario Tama/Getty Images)
Protestas en Brasil ante la visita del Papa Francisco (Mario Tama/Getty Images)

“Va en beneficio no solo de la comunidad cristiana, sino también de la sociedad brasileña, la cual es mayoritariamente cristiana”, aseguró en defensa de su decisión. 

El revuelo y la movilización que esta representación de un Jesucristo gay causó, superó con creces las campaña iniciadas contra otros hechos como los abusos sexuales de representantes de la Iglesia, especialmente tras una iniciativa de recogida de firmas en change.org que todavía sigue activa y acumula más de 2,3 millones de peticiones para que se prohiba la serie. Parece que las prioridades están bastante claras si se compara esta cifra con los irrisorios números registrados en muchísimas campañas parecidas que denunciaban hechos mucho más graves que el estreno de una serie.

El que ‘La primera tentación de Cristo’ se haya censurado en Brasil, pone al país en una situación incómoda. El veto a los contenidos es más propio de regímenes como los de Eritrea, Arabia Saudí, China, Corea del Norte, Irán o Cuba, países todos ellos que forman parte de las 10 naciones donde se ejerce más censura según el último informe del Comité para la Protección de los Periodistas

La presión ejercida por los grupos católicos más extremistas ha surtido efecto, por las buenas o por las malas, ya que las oficinas de la productora encargada de la creación de la serie, Porta dos Fundos, sufrió un ataque con cócteles molotov el día antes de Navidad. No se registraron heridos pero la agresión perpetrada aparentemente por tres individuos evidenció una intransigencia contra la libertad creativa que superó todos los límites. No hay constancia de que se haya detenido a los responsables. 

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro (I) y el alcalde de Rio de Janeiro, Marcelo Crivella (Getty Images).
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro (I) y el alcalde de Rio de Janeiro, Marcelo Crivella (Getty Images).

El tema de la censura se está convirtiendo en un asunto habitual en Brasil. En septiembre, el alcalde de Río de Janeiro, Marcelo Crivella, antiguo sacerdote, denunció en reiteradas ocasiones la retirada de un cómic de los estantes de la feria del libro porque, según él, contenía contenido no apto para menores. El libro en sí, ‘Vengadores, la cruzada de los niños’, creado por Marvel, mostraba a dos hombres que se besaban. Desde el momento en que Crivella denunció pública y judicialmente los hechos, las existencias del cómic se agotaron. Un juzgado local le dio la razón al alcalde y el Tribunal Supremo tuvo que intervenir para determinar que es ilegal prohibir publicaciones con contenido LGTB. ¿Actuará el Supremo también en este caso?

Meter la tijera a publicaciones y a series cómicas, como en el caso de ‘La primera tentación de Cristo’, es más propio de totalitarismos inflexibles, dogmáticos y fanáticos. Ciertos sectores del catolicismo más inexorable nunca estuvieron de acuerdo con determinados retratos de Jesucristo en las películas y no es la primera ocasión en la que sus presiones, o la influencia de católicos en puestos clave, sirven para censurar propuestas irreverentes de su figura máxima. ‘La vida de Brian’, de los cómicos Monty Python fue prohibida en países como Estados Unidos, Irlanda, Reino Unido y Noruega; en ‘La tentación de Cristo’ fue prohibida durante varios años en Turquía, México, Chile y Argentina. ‘Jesús de Montreal’, ‘El Código Da Vinci’, ‘La Pasión de Cristo’, ‘Jesucristo Superstar’, ‘Noé’, ‘Los demonios’, ‘Alucarda’ o ‘Simón del desierto’, de Luis Buñuel, también tocaron el tema, seguido de una procesión de detractores y prohibiciones en diversos países.

El presidente brasilero, Bolsonaro, está siendo acusado de librar una particular batalla contra la cultura, sobre todo en aquellos casos en los que determinadas expresiones ponen en jaque los valores cristianos. También está retirando las ayudas económicas incluso a celebraciones del irreductible carnaval en una campaña en la que vitupera contra el derecho a la creación. 

Más historias que te pueden interesar:

Otras historias