Nick Sirianni apunta a "arreglar" los problemas tras la primera caída de los Eagles

Getty Images

Nick Sirianni, coach principal de Philadelphia Eagles, enfatizó que la derrota del lunes por 32-21 a manos de Washington Commanders los convertirá en un mejor equipo. La franquicia de Pensilvania venía con paso perfecto en la temporada de la NFL, pero este tropiezo lo lleva ahora a empañar su marca: 8 ganados y 1 perdido.

Los de la capital estadounidense llegaron con un plan de juego claro para limitar el tiempo de posesión de los invictos Eagles, con series largas y exigentes, y apoyándose en gran medida en su juego por tierra.

Esto llevó a que Washington acarreara el balón 49 veces, para quedar así a uno del máximo de la temporada (50), establecido por el propio conjunto de Philadelphia durante su victoria de la Semana 4 contra Jacksonville Jaguars.

A su vez, los Commanders disfrutaron de más de 40 minutos de posesión de pelota en el Lincoln Financial Field, mientras que el local la tuvo en su poder menos de 20 minutos.

A pesar de su falta de posesión, los Eagles redujeron la diferencia a 23-21 en el último cuarto, pero fallaron al dejar tres balones sueltos en la recta final y complicaron sus posibilidades de remontada.

Las grietas mostradas en la defensa aparecen en un mal momento, ya que en los próximos compromisos deberán lidiar contra corredores de la talla de Jonathan Taylor (Indianapolis Colts), Aaron Jones (Green Bay Packers) y Derrick Henry (Tennessee Titans).

En este contexto, Sirianni dijo que todo su enfoque apunta ahora a Taylor y a sus Colts en el partido correspondiente a la Semana 11, y sabe que su equipo tendrá que demostrar que puede detener las carreras de su rival para evitar un resultado adverso como el reciente.

"Solo estoy preocupado por Jonathan Taylor en este momento", analizó el entrenador de los Eagles a modo de pálpito. "Obviamente, tendremos que ir a ver esta cinta (video del partido) y ver qué sucedió, sabiendo que cuando demuestras que puedes ser atacado en un lugar determinado, veremos lo mismo de nuevo", advirtió.

Igualmente, Sirianni confió: "Trabajaremos como locos para arreglarlo. Tenemos que reconocer eso, tenemos que solucionarlo, y lo haremos".

Por otro lado, el estratega neoyorquino se negó a culpar a los árbitros por un penal no cobrado en el último cuarto, lo que derivó en un balón suelto; en este sentido, dijo que su equipo debe aceptar la responsabilidad de su primera derrota.

"(El arbitraje) no es en absoluto lo que nos hizo perder el partido. Es bastante simple: las tres pérdidas de balón nos hicieron perder el juego, el tiempo de posesión te hace perder el juego, lo perdimos juntos. Ataque, defensa, equipos especiales, entrenadores: lo perdimos juntos. Tenemos que proteger mejor el balón. No hicimos un buen trabajo en todo el partido", cuestiunó

Foto: Getty Images