Nico Ibáñez, de desecho del Atlético de Madrid a estrella de Pachuca

·Periodista
·5 min de lectura
Nico Ibáñez se perfila para ser la nueva figura tuza. (Foto: Mauricio Salas/Jam Media/Getty Images)
Nico Ibáñez se perfila para ser la nueva figura tuza. (Foto: Mauricio Salas/Jam Media/Getty Images)

El delantero argentino, Nico Ibáñez, fue fichado por el Atlético de Madrid en 2019, pero su nivel no le alcanzó para jugar con los auténticos Colchoneros. Tras una cesión con San Luis decidieron desprenderse de él sin darle una oportunidad, y ahora se ha consolidado como el delantero sensación de Pachuca y de la Liga MX.

Ibáñez llegó a México en la temporada 2017 cuando Atlético San Luis buscaba su retorno a primera división. A pesar de pertenecer a la liga secundaria durante dos años, se convirtió en el goleador histórico del conjunto potosino (57 anotaciones); tal logro fue reconocido por uno de las instituciones más importantes en Europa.

El Atlético de Madrid seguía muy de cerca los pasos de San Luis desde su unión en 2017, por ello, el fichaje de Nico Ibáñez no tardó en llegar: se dio en el Clausura 2019, torneo en el que lograron el ascenso al máximo circuito.

“Para mí fue lindo pertenecer a una institución como el Atlético de Madrid, cualquier jugador lo sueña. Tengo que estar a la altura si quiero ir para allá. Cuando firmé trataba de no pensar en eso, porque ya sabía que me podía jugar en contra y bueno estábamos en pleno torneo luchando por el ascenso”, fueron las palabras que el atacante dijo a ESPN cuando se anunció la venta de su carta al Atlético de Madrid.

Ibañez rompió el récord goleador de un histórico en San Luis como lo fue Alfredo Moreno. (Foto: Gonzalo Gonzalez/Jam Media/Getty Images)
Ibañez rompió el récord goleador de un histórico en San Luis como lo fue Alfredo Moreno. (Foto: Gonzalo Gonzalez/Jam Media/Getty Images)

Su incorporación a la escuadra ibérica parecía el caso típico del atacante sudamericano destinado a brillar sin tantos reflectores, pero no fue así. Aunque se destacó en la Liga MX, no mostró las cualidades que se necesitan para emular a figuras como Sergio Kun Agüero, Radamel Falcao o Diego Forlán.

Pese a que rindió bien durante su préstamo en la filial mexicana del Atleti, Ibáñez jamás tuvo la oportunidad de pisar suelo español. Cuando su cesión venció en 2021, el Atlético de Madrid no dudó y vendió su carta: se deshizo de él para darle una estrella a los Tuzos de Pachuca.

Al parecer ese “trágico” descarte fue lo que más benefició a su carrera; al sudamericano le ha resultado mejor tener actividad y ganar ritmo —en una liga inferior— que ser espectador de una competencia del más alto nivel.

Ibañez ha marcado goles clave para mantener viva la esperanza de un nuevo campeonato en Pachuca. (Foto: Hector Vivas/Getty Images)
Ibañez ha marcado goles clave para mantener viva la esperanza de un nuevo campeonato en Pachuca. (Foto: Hector Vivas/Getty Images)

Cuantas figuras no se han visto relegadas en los banquillos europeos esperando una oportunidad; Nicolás Ibáñez, quien ha dado cátedra de cómo ser un buen delantero, posiblemente habría sufrido el mismo destino que esas estrellas. Sin embargo, ahora con Pachuca, está más encendido que nunca.

Llegó en el Apertura 2021 a reforzar la plantilla de Paulo Pezzolano, pero no encontró adaptabilidad en ese sistema de juego. Fue hasta la llegada de Guillermo Almada cuando demostró todas sus cualidades como ariete.

En su primer campaña con los hidalguenses apenas sumó dos anotaciones y se le notaba incómodo dentro del campo, pero en el Clausura 2022 despertó y ha llevado a los Tuzos a una final más.

Guillermo Almada ha sabido potenciar a todas sus piezas para crear un equipo capaz de ganar un trofeo de liga. (Foto: Agustin Cuevas/Getty Images)
Guillermo Almada ha sabido potenciar a todas sus piezas para crear un equipo capaz de ganar un trofeo de liga. (Foto: Agustin Cuevas/Getty Images)

Aunque no ganó el campeonato de goleo, sus 14 anotaciones a lo largo de fase regular y liguilla le permiten soñar con su primer trofeo de liga y el séptimo en la historia de la escuadra tuza.

Sus cualidades en el ataque están más que comprobadas, pero nadie brilla solo. Gran parte del momento que vive Ibáñez vestido de Tuzo es por el enorme trabajo colectivo que se ha hecho durante la gestión de Almada.

Además, cuenta con compañeros como Víctor Guzmán y Kevin Álvarez. El Pocho se colocó como el segundo jugador con más asistencias en la liga; acumuló un total de 6, solamente Luis Quiñones de Tigres lo superó con 7 pases a gol. Por otro lado, Álvarez dio 5 asistencias.

Pachuca ha mostrado tener el futbol necesario hasta para eliminar a uno de los candidatos más serios al título, el América. (Foto: Hector Vivas/Getty Images)
Pachuca ha mostrado tener el futbol necesario hasta para eliminar a uno de los candidatos más serios al título, el América. (Foto: Hector Vivas/Getty Images)

La verticalidad es un sello que ha caracterizado al equipo del estratega uruguayo, y esa misma virtud es lo que ha potenciado el nivel de juego de Ibáñez y el resto de sus compañeros; el incisivo juego por las bandas ha sido fundamental en los 14 tantos que ha conseguido hasta el momento.

Con 27 años, un salto a Europa parece casi imposible, y más cuando un equipo como el Atlético lo descartó sin siquiera ponerlo a prueba. Sería imprudente asegurar qué será de él en un futuro próximo, pero si sigue al nivel que ha exhibido hasta ahora, otro equipo de la Liga MX buscará insaciablemente sus goles.

Pretendientes no le faltarán, especialmente cuando clubes como América, Cruz Azul o Monterrey han sufrido en la posición que Nico Ibáñez domina. Tiempo al tiempo, que por ahora Pachuca es el dueño exclusivo del delantero sensación de la Liga MX.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

La otra cara de Dominika Paleta, muy diferente a la que ves en TV

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente