Nicolás Castillo y su lucha por volver al futbol tras una situación de vida o muerte

·4 min de lectura

Salió victorioso en una batalla entre la vida y la muerte, y ahora lucha por volver al fútbol profesional. La delicada historia de Nicolás Castillo en los últimos dos años es una muestra de valentía y fuerza. El chileno sigue padeciendo los estragos que le dejó la trombosis que sufrió en 2020, pero su ilusión de volver a jugar es sólida pese a que las recomendaciones de varios especialistas han confirmado que lo mejor es pensar en el retiro.

Nicolás Castillo es atendido por el Cuerpo Médico de América en partido correspondiente a la Jornada 3 del Torneo Apertura 2019.  Foto Archivo: Mauricio Salas/Jam Media/Getty Images.
Nicolás Castillo es atendido por el Cuerpo Médico de América en partido correspondiente a la Jornada 3 del Torneo Apertura 2019. Foto Archivo: Mauricio Salas/Jam Media/Getty Images.

A inicios de 2019 el delantero fue anunciado como fichaje estrella del América, el andino decidió cortar su aventura por Europa con el Benfica para vivir una segunda etapa en el fútbol mexicano con las Águilas, acérrimo rival de Pumas, equipo que lo dio a conocer en México y que defendió entre 2017 y 2018.

Sin embargo, su llegada al Nido no fue como se esperaba y su estadía en el club estuvo muy lejana a la huella que dejó con el conjunto del Pedregal pues durante su paso por las Águilas desafortunadamente se habló más de temas médicos que de goles y asistencias.

Fue un año después de haber llegado a Coapa cuando Castillo se tuvo que someter a una cirugía luego de sufrir una rotura de tendón del recto femoral de su muslo derecho de la cuál salió con éxito, no obstante, durante el tiempo post-operatorio, Nico presentó una trombosis que provocó que lo volvieran a operar de emergencia.

“Estaba en el post-operatorio y en ese momento me empezó a dar la trombosis, no sentía la pierna o sentía que me iba explotar, trataba de mover el tobillo y no podía. Una doctora, que me salvó la vida, dijo hay que operar de nuevo, me durmieron y después ya no recuerdo más", relató Castillo en una transmisión por Instagram.

Los siguientes días desaparecieron de la cabeza del futbolista, no hay registro de algo distinto a estar conectado a una máquina y solamente despertar para comer y recibir medicamento, hasta que llegó una nueva complicación que llevó al jugador al quirófano por tercera vez: "Estaba muerto, no me acuerdo de nada. Dormía, comía, dormía, comía, y estaba con oxígeno. Me vino un nuevo sangrado y me operan por tercera vez”, recordó.

A partir de ese momento la carrera del seleccionado chileno se frenó de tajo, no volvió a jugar un partido más con América dejando un registro de solamente 23 juegos disputados en los que marcó 9 goles. Posteriormente poco a poco la ilusión de un regreso pronto se fue desvaneciendo ya que diferentes recomendaciones médicas coincidían al confirmar que volver al fútbol profesional con una vena artificial en la pierna sería un riesgo muy alto de sufrir una hemorragia con algún impacto o inclusive con cualquier esfuerzo.

Por supuesto en Coapa no quisieron asumir dicha responsabilidad y luego de un año de recuperación y tratamiento el atacante volvió a pisar una cancha de entrenamiento para recuperar su forma física y salir cedido a préstamo al Juventude de Brasil donde estuvo solamente 4 meses en los que apenas jugó 29 minutos divididos en 2 partidos.

Para diciembre de 2021 estaba de vuelta en América, dueños de la carta del jugador, pero únicamente regresó para ponerle fin a su vínculo laboral porque la postura de no correr ningún tipo de riesgo con la salud del jugador no cambió por parte de la directiva azulcrema, quienes decidieron rescindir el contrato para que el futbolista se marchara de la institución con su carta en mano.

Ya con esa libertad de arreglarse con cualquier equipo, el sudamericano llegó a un acuerdo con la directiva de Necaxa condicionado por el Cuerpo Médico de los Rayos a estar a prueba. Su suerte no cambió y en Aguascalientes volvió a jugar solamente 56 minutos en 2 partidos antes de que se anunciara su inmediata baja del club.

Nicolás Castillo en partido correspondiente a la Jornada 2 del Torneo Grita México 2022 entre Necaxa y Rayados. Foto Archivo: Carlos Zepeda/Jam Media/Getty Images.
Nicolás Castillo en partido correspondiente a la Jornada 2 del Torneo Grita México 2022 entre Necaxa y Rayados. Foto Archivo: Carlos Zepeda/Jam Media/Getty Images.

Entonces el jugador decidió regresar a su país para tocar la puerta del club que lo vio nacer como futbolista profesional, la U Católica de Chile, equipo de sus amores. En un principio la directiva de los Cruzados aceptó darle la oportunidad de recuperar sus carrera futbolística, sin embargo, después de realizar los exámenes médicos y físicos correspondientes el acuerdo se vino abajo y Nico se quedó sin equipo una vez más.

A dos años y 8 meses de haber iniciado con este trajín médico que dejó una cicatriz de 20 puntos en su pierna, Castillo no pierde la fe, ni la esperanza de poder recuperar su mejor estado físico para volver a hacer lo que más le apasiona en la vida, el fútbol: “Durante todo el periodo perdí como 12 kilos, yo pesaba 80 y llegué a pesar 68 kilos, es el cambio más drástico que tuve, pero me estoy recuperando, nadie me quita el sueño de volver a jugar”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Tacos de terror: el crimen se mete con el ícono de México