La noche V

Miguel A. Sánchez
·3 min de lectura

Las estrellas brillan en las noches más oscuras. Astrológicamente, son ellas las que relucen en el ocaso nocturno, la que nos aportan un brillo y un diseño que nos hipnotiza cuando decidimos mirar hacia arriba, las que nos acompañan y nos amenizan el camino oscuro. Este término deriva en el fútbol en los grandes jugadores. Las estrellas son aquellas que brillan por delante de sus compañeros y rivales. Las estrellas se forman en las grandes noches. Todas las leyendas del fútbol guardan alguna noche memorable, un partido en el que fueron irremediablemente buenos y pasaron por encima de un contrincante tras otros. Hoy, 6 de abril de 2021, será recordado para siempre como la noche V, la noche en que Vinícius demostró su potencial al mundo.

Cuartos de final de Champions. El Real Madrid, tercero en LaLiga, se enfrentaba al Liverpool, séptimo en la Premier League. Presentes complicados, sí, pero en estos partidos juega la historia. Un total de 19 Copas de Europa sobre el césped. Nunca se jugó una eliminatoria con tantos títulos continentales en las vitrinas. Una noche de leyenda reservada para las estrellas. La noche en que Vinícius se quitó todos los complejos y marcó dos goles. Los blancos ganaron por tres goles a uno.

Vinícius ha tenido muchas críticas y memes desde que llegó al Real Madrid. El futbolista conseguía desbordar a sus rivales, pero erraba en los metros finales. Muchos le señalaban por su falta de gol y puntería y afirmaban que ese mal sería irremediable y que su carrera derivaría en fracaso. Hasta hoy. El brasileño no ha marcado uno, sino dos goles a Alisson Becker, el primer y último premio Lev Yashin de France Football al mejor portero del planeta.

Vinícius abrió el marcador en el Real Madrid - Liverpool | Angel Martinez/Getty Images
Vinícius abrió el marcador en el Real Madrid - Liverpool | Angel Martinez/Getty Images

El primer gol fue una maravilla, una obra de arte que magnifica todas las virtudes del brasileño. Kroos le puso un balón al hueco precioso. Vinícius controló con el pecho en carrera y golpeó con el empeine un disparo cruzado. El primer gol del partido, el primer destello de la estrella.

El segundo tanto sirvió para echar por tierra todas las críticas. Un gol de killer del área. Recibió un pase raso de Modric en el corazón del área y de primeras disparo raso y potente. El balón se coló entre las piernas de su rival, pasó por las manos de Alisson y terminó dentro de la portería. El brasileño no pudo despejar el balón lo suficiente para evitar el gol.

Más allá de los goles, la noche V también está forjada por sus conducciones y desbordes, una y otra vez por banda izquierda. Alexander-Arnold, desquiciado, terminó encarándose con él y golpeándole en un braceo. La imagen de la impotencia. Se convirtió en el malo de la película, el villano que necesita todo héroe.

Recuerden siempre el 6 de abril de 2021. Recuerden siempre las jugadas de Vinícius y guárdenlas en su retina. La noche V. Se forjó una estrella, explotó Vinícius.