Oblak salva el campeonato del Atlético de Madrid

Miguel A. Sánchez
·2 min de lectura

El Atlético de Madrid ya se ha dejado gran parte del colchón conseguido en la primera vuelta para conseguir el título liguero. Los rojiblancos ya no pueden perdonar más. Tras la victoria del Real Madrid y con el Barcelona a solo cuatro puntos, hoy tenían la obligación de ganar. Se adelantaron con un gol de Luis Suárez tras maravillosa asistencia de Trippier. Los colchoneros se las prometían muy felices, pero todo se pudo estropear en los minutos finales por una tontería de Stefan Savic. Oblak ejerció de salvador.

El montenegrino tenía el balón controlado en el lateral del área. Rioja fue a presionarle. El montenegrino desplazó el balón y, en el braceo contra su rival, le golpeó con el codo en la boca. El árbitro no lo apreció en directo pero le llamó el VAR. Martínez Munuera fue a revisarlo a la pantalla y señaló penalti a favor del Alavés. Tan solo quedaban cuatro minutos para el final del partido. Los cimientos del Wanda Metropolitano comenzaron a temblar. Un gol del Alavés, sin apenas tiempo para remontar, suponía decir adiós al colchón de puntos. Si el Barcelona ganaba, se colocaba a dos puntos del liderato y con el partido entre los dos equipos todavía por disputarse. Llegó el momento de Oblak.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Joselu, delantero del Alavés, golpeó duro y seco al palo derecho del portero. Oblak se anticipó a la intención del delantero y se lanzó fuerte y confiado hacia ese mismo lado. Paró el balón a mano cambiada, con la izquierda. Un paradón antológico que consigue retener el colchón de los colchoneros. La parada de la temporada. Una parada que bien puede valer una Liga. Oblak salva un partido cuasi definitivo. Héroe rojiblanco.