Oficial: Barcelona - Napoli, a puerta cerrada

Goal.com

Finalmente, el Barcelona jugará a puerta cerrada su partido ante el Napoli, por la vuelta de los octavos de final de la Champions League. Como ha sucedido con otros partidos como el Valencia - Atalanta, el Sevilla - Roma o el Getafe - Inter, y para evitar la propagación del nuevo coronavirus, catalanes y napolitanos disputarán el encuentro continental sin la presencia de los aficionados. Tras la reunión celebrada en el Departament de Salut, el Barça ha aceptado jugar sin público a petición de la Generalitat y, a través de sus redes sociales, ha hecho pública la decisión.

EL CORONAVIRUS TAMBIÉN AMENAZA A LALIGA

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Gerard Figueras, máximo responsable de Deportes en el Gobierno de Cataluña, confirmaba este martes que el Barça-Napoli, que se llevará a cabo en la Ciudad Condal el próximo 18 de marzo, se disputará a puerta cerrada. “El club ha asumido la recomendación de Sanidad de disputar el partido a puerta cerrada. El FC Barcelona aceptará esta decisión en solidaridad con el pueblo de Cataluña”, aseguró Figueras. Más tarde llegó la confirmación por parte del Barcelona. 

De esta manera, el duelo de la próxima semana no será uno más en el Camp Nou, con el equipo de Quique Setién teniendo que afrontar el compromiso de vuelta frente a los italianos sin el apoyo de su gente. En el San Paolo, Mertens y Griezmann marcaron para el empate a uno de la ida.  

Cabe destacar que esta medida no supone nada extraordinario, ya que por ejemplo la Generalitat, alinéandose con los consejos de salud púlica, ya había decidido aplazar la Maratón de Barcelona, que debía haberse corrido el día 15 de marzo y que finalmente se disputará el próximo 25 de octubre. 

El coronavirus sigue haciendo estragos en el mundo del deporte y más concretamente en el fútbol. En los últimos días, la UEFA ha hecho caso de las recomendaciones sobre que los partidos ante equipos que han estado en zona afectada por el virus se jueguen a puerta cerrada. Precisamente por ese motivo, se determinó que el Valencia-Atalanta, correspondiente a la vuelta de los octavos de final de la Champions League, se juegue sin público y se dispute a puerta cerrada. Lo mismo ha sucedido con el Getafe-Inter o el Sevilla - Roma, de la Europa League.

Otras historias