Jorge Lorenzo sale del retiro y correrá en Barcelona como 'wild card'

Oriol Puigdemont
motorsport.com

El mallorquín, que se retiró oficialmente a finales de la temporada pasada tras firmar su peor temporada en MotoGP y después de romper el contrato que le vinculaba a Honda, reaparecerá en una carrera sobre una Yamaha, marca para la que desempeña las funciones de piloto de pruebas.

“Después de varias semanas hablando sobre ello, ayer decidí participar en el próximo Gran Premio de Catalunya. Espero veros a todos allí”, colgó el español en sus distintos perfiles en las redes sociales.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

En anuncio no es más que la confirmación de aquello que era un secreto a voces. Especialmente después de que el propio Lorenzo pusiera en marcha un sorteo entre sus seguidores del casco que empleó en el que hasta ahora ha sido su único test desde que se anunció su regreso a la marca de los diapasones.

El ganador de la pieza se llevó, además, dos pases para vivir la prueba en Montmeló junto a él, circunstancia que de alguna manera desvelaba su intención de correr.

Todavía se desconoce si el #99, que a día de hoy sigue siendo el último campeón del mundo con Yamaha (2015), dispondrá de la última versión de la M1, la que pilotan Maverick Viñales, Valentino Rossi y Fabio Quartararo; o la anterior, la que emplea Franco Morbidelli.

Lo que sí parece cerrado es un segundo test que el corredor balear llevará a cabo a mediados de este mes en Motegi, con el que espera seguir recuperando sensaciones y completando kilómetros que hagan su regreso algo menos complicado.



Otras historias