El testimonio dramático de Óscar Haro, director deportivo del LCR Honda: "Mi padre nunca ha pedido nada, necesitaba un respirador y se lo denegaron"

Yahoo Deportes

Como tantas otras familias, el director deportivo del equipo LCR Honda de MotoGP, Óscar Haro, ha sufrido las duras consecuencias del coronavirus. Su padre falleció por el Covid-19 el pasado 20 de marzo debido a la falta de respiradores en plena crisis sanitaria por la pandemia.

Óscar Haro en el vídeo en el que habla sobre la muerte de su padre por coronavirus. (Foto: YouTube / <a href="http://www.youtube.com/watch?v=xDN--tZ7Aho" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:Oscar Haro Tasende" class="link rapid-noclick-resp">Oscar Haro Tasende</a>).
Óscar Haro en el vídeo en el que habla sobre la muerte de su padre por coronavirus. (Foto: YouTube / Oscar Haro Tasende).

Él mismo lo anunció con un durísimo post que publicó en su perfil de Facebook. “Nadie debería morir solo. Mi padre empezó a trabajar con 14 años hasta los 65. Nunca pidió nada. El miércoles le hacía falta un respirador para no morir y "se lo denegaron". Su médico (tremenda persona y profesional) me llamó con lágrimas para pedirme permiso para dejarle morir. Esta es la España que tenemos. Esta generación ha sido la que construyó este país, sus pantanos, carreteras, agricultura, trabajando 14 horas diarias, saliendo de una posguerra. Y los estamos dejando morir”, escribió con un tremendo dolor.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Su madre se encuentra aislada contagiada igualmente por el virus y él no se atreve a coger en brazos a su hija de tres semanas porque teme estar infectado. Una situación dramática que ha querido explicar también en un vídeo que ha compartido a través de YouTube y de las redes sociales en el que manda además un mensaje para que la gente se conciencie de la gravedad de la situación que estamos viviendo.

“He decidido hacer este vídeo porque creo que el 80% de la gente no sabe cómo está el país”, comienza diciendo. “No entiendo cómo países tan grandes como China o como Italia, que teniendo las puertas cerradas sigue muriendo gente, y en España creamos que somos más listos que ellos. Y cuando hemos visto que los demás tienen las puertas cerradas, a nosotros se nos ocurre por ejemplo hacer el domingo una manifestación en la calle feminista. Somos muy inteligentes. O de repente un mitin de VOX, un concierto de la Pantoja, o fútbol, todo el mundo en la calle y no pasa nada. No entiendo por qué, pero sí entiendo que, si hubiera habido un poco más de información, hubiéramos sido más inteligentes y seguramente hoy mi padre no hubiera muerto”.

A continuación, relata su caso particular. “No entiendo que una persona como mi padre que lleva desde los 15 años trabajando, cotizando a la Seguridad Social en este país, se haya muerto porque no hay respiradores, porque no le han podido tratar más, porque hay una ley que dice que con más de 75 años ya no interesa cuidarlos y les dejan morir. Estamos dejando morir a una generación que ha levantado este país”, cuenta indignado. “Estamos diciendo que tenemos una Seguridad Social increíble cuando el personal sanitario no tiene ni guantes que ponerse. No tenían batas ni máscaras esta mañana. No entiendo que mi padre, que ha estado desde los 15 años con su mujer, no haya podido despedirse de ella”.

Haro critica también a la clase política e invita a la gente a estar unida para conseguir salir de esta situación. “Tenemos el mejor país del mundo. Señores políticos, no lo destrocen. Me parece vergonzoso que en este momento en que está muriendo la gente, la oposición está haciendo cargos contra unos y contra otros. Ya da igual lo que está bien hecho y lo que está mal. Da igual. Hay que tomar medidas ahora. La gente tiene que quedarse en casa. Nos estamos muriendo, joder. Nos estamos muriendo. No es el momento para decir si el rey ha robado o si el otro… No es el momento. Es momento para quedarnos en casa, levantar el teléfono a los que todavía tengáis a vuestros padres y decirles cuánto los queréis y darles las gracias por todo lo que han hecho por vosotros. Eso es lo que tenemos que hacer ahora. Tenemos que luchar todos juntos, quedarnos en casa y sacar este país a flote. El que lo quiera dividir, le invitamos muy gentilmente a que se vaya. Espero que no os toque porque se pasa mal”, concluye.

Su testimonio dramático y conmovedor se ha hecho viral y ha conseguido su objetivo de concienciar a la gente y de dar a conocer de la dura realidad que se está viviendo en España como consecuencia de la crisis sanitaria del coronavirus.

Más historias que te pueden interesar:

Otras historias