Oscar Pareja: "Cosas raras como los 'shootouts' alejaban a la MLS de la élite, ahora somos proveedores de Europa"

Diego Yudcovsky
·10 min de lectura

A pocos días de haber comenzado la temporada de la MLS, los equipos pusieron primera en una liga que tendrá 34 partidos de corrido y prácticamente sin respiro para nadie.

Durante el 2020, y a pesar de no haber conseguido títulos, Orlando City fue de los más regulares y peleó en los dos torneos que se disputaron durante el año calendario. En la MLS is Back, se enfrentó en la final ante Portland Timbers, en lo que fue derrota por 2-1 para los del estado de Florida, en la burbuja sanitaria por COVID-19. A su vez, en la Copa de la MLS disputada durante el segundo semestre, alcanzó las semifinales de la conferencia, pero cayó frente al New England Revolution.

En una entrevista exclusiva para 90min, dialogamos con Óscar Pareja, actual entrenador de 'Los Leones', sobre sus expectativas de cara al nuevo desafío de concretar el título de la MLS, cómo tomó el grupo la llegada de Alexandre Pato, qué mejoras notó en la liga durante los últimos años y por qué cree que los equipos estadounidenses deberían jugar la Copa Libertadores. Además, explicó las diferencias existentes entre la liga norteamericana y la Liga MX.

La temporada anterior estuvieron muy cerca de lograr el título. ¿Con qué objetivo los encuentra este inicio de la MLS?

Estamos todos con el optimismo en el nivel más alto y con muchos deseos de competir. El año pasado alcanzamos muchos objetivos y estamos contentos de regresar a la competencia.

Los jugadores de Estados Unidos se tienen que parecer a los de Estados UnidosÓscar Pareja

¿Cómo tomó el grupo la derrota en las semifinales de la Conferencia Este ante New England Revolution?

El año pasado, el equipo se acostumbró a ganar, pero tuvimos dos juegos que nos marcaron que fueron la final de la MLS is Back y el partido con New England Revolution, que nos hubiera puesto en la final de la conferencia. Yo le dije a los chicos que no era volver a empezar, sino seguir y retomar el proyecto como se había quedado el año pasado. Es un torneo largo, extenuante porque son 34 fechas seguidas sin parar. La intención es es continuar construyendo cultura y una identidad con la que se conoció al Orlando City el año pasado.

¿Se sienten candidatos a ganar la MLS?

De mi boca los jugadores nunca escucharán algo diferente que ganar el título. Es la responsabilidad más grande que debe tener un entrenador con su gente, sino les transmitiría miedo. Es a lo que hay que apuntar.

¿Qué cualidades tiene Pato a diferencia de otros en la liga?

Palmeiras v Sao Paulo - Brasileirao Series A 2019 | Miguel Schincariol/Getty Images
Palmeiras v Sao Paulo - Brasileirao Series A 2019 | Miguel Schincariol/Getty Images

Es muy técnico, muy inteligente, le veo cambios de ritmo importantes. Se nos olvidó a algunos que solo tiene 31 años, es mucho más joven que varios que han sido titulares en Orlando el año pasado. Va a tardar un par de meses de dar su mejor versión, pero el deseo que él tiene es aplicar esa técnica al resto del equipo.

Pareja comenzó su carrera como jugador del Deportivo Independiente de Medellín en Colombia, donde jugó ocho años, entre 1987 y 1995. Luego pasó al Deportivo Cali, donde obtuvo el campeonato en su primera temporada en el club, en el que se mantuvo hasta 1998 cuando fue transferido al New Enland Revolution. Pocos meses duró en Massachusetts, ya que arribó rápidamente al Dallas, donde finalizó su carrera como profesional . Años más tarde, se convertiría en el entrenador del club.

Su primera experiencia en un cuerpo técnico fue entre 2006 y 2007, cuando fue asistente de Steve Morrow en Dallas. Su capacidad lo llevó a ocupar el mismo rol en la selección sub-17 de los Estados Unidos para volver a Texas nuevamente como asistente, esta vez de Schellas Hyndman entre 2008 y 2011. El debut como entrenador se dio en 2012 al mando de Colorado Rapids y luego de dos temporadas, retornó al Dallas como principal figura para hacerse cargo del banquillo. Allí trabajó durante cuatro años, obtuvo dos títulos y fue galardonado como mejor entrenador del año 2016. Luego de un breve paso por los Xolos de Tijuana, durante el 2019, arribó a los Estados Unidos para tomar el control de Orlando City.

En Dallas fuiste elegido como mejor entrenador de la MLS en 2016, ¿puede repetirse este año?

Es un título que alimenta más el ego del entrenador que otra cosa. Lo que me gustaría es ganar la MLS y que los muchachos puedan tener mejores contratos. Los jugadores tienen la responsabilidad que el entrenador se luzca.

Viviste los últimos 20 años de tu vida en Estados Unidos. ¿Qué cambios notaste en la MLS desde entonces?

Llegué en el '98, en una liga que apenas tenía dos años de existencia. Nos tocaron cosas rarísimas como los famosos shootouts, que terminaba el partido y tenías que definir de esa forma muy particular. Nos ponía a miles de kilómetros del fútbol mundial. Era una liga con doce equipos nada más.

La gran transformación de la MLS empezó en el 2008, no por las grandes estrellas que han pasado, sino por el comienzo de las academias de formación, cuando los equipos de la MLS empezaron a poner dinero en sus fuerzas básicas. Tuve la experiencia de hacer la mejor academia del país en Dallas, que ahora tiene unos retornos increíbles, con jugadores que están siendo vendidos a Europa y nosotros los tuvimos desde los seis años. Están jugando en la Juventus, Roma, también en Portugal. Los equipos nunca habían pensado que podían transferir un jugador a Europa y eso está pasando. Incluso hoy, llegan jugadores que no vienen a retirarse, sino que están vigentes y ven a la MLS como una opción importante incluso para hacer un puente a Europa.

De mi boca los jugadores nunca escucharán algo diferente que ganar el títuloÓscar Pareja

¿A qué fútbol se intenta asemejar en la MLS?

Los jugadores de Estados Unidos se tienen que parecer a los de Estados Unidos. Pienso que a pesar de la globalización que ha habido, de poder acceder a todas las formas, sobre todo a aquellas que tienen éxito temporal y podemos querer parecernos a esos equipos, entrenadores o cultura, el respeto debe tenerse por la propia identidad, porque eso es lo que hace que los países tengan éxito en sus procesos. Vendrán de todas las nacionalidades a renovar tecnologías, pero los jugadores norteamericanos deben parecerse a su cultura.

Hablabas de cultura y, en un cierto paralelismo, Estados Unidos en sus comienzos también la tomó de otros países pero luego fomentó la propia. Si la MLS hace lo propio, ¿puede transformarse en el 'Sueño Americano' para el futbolista extranjero?

El futbolista va a encontrar en la MLS una identidad distinta, de vida, de orden, de estructura, de tranquilidad, que va cambiando acorde a cómo continúa la competencia. Lo que tienen que entender es que los jugadores locales son norteamericanos, con su cultura y forma de vida definida. Se parecen a como viven y se desarrollan en las escuelas, en las ciudades.

Otro aspecto que rescato es que hay diversidad entre las regiones, es algo maravilloso. No es lo mismo un jugador de California que uno de Nueva York, no es lo mismo uno de Florida que del interior. Esa riqueza étnica ha hecho que se diferencien los talentos.

¿Cuáles son las diferencias futbolísticas entre los distintos estados?

Un jugador californiano es relajado, tranquilo, técnico. Porque en esa cultura de ir a la playa, de tener un clima tranquilo, las responsabilidades son menores. Son más atrevidos, más creativos, tienen una mezcla con la cultura mexicana. Los de la Costa Este, que fueron colonizados, son más americanos, más rígidos, más históricos. Hay algunas tendencias de comunidades europeas. Son más disciplinados, más rudos.

Y en la parte de la Costa Atlántica, hay mezcla con las comunidades latinoamericanas. En el interior son jugadores más puros del mercado americano, van a las universidades, son estudiosos, muy inteligentes, no han tenido tanta calle pero muestran esa forma de vida.

¿Los equipos estadounidenses deberían estar invitados a la Copa Libertadores?

Sí, porque es la Copa Libertadores de América. El continente no es América del Norte, ni del Centro, ni del Sur, es América. Sería una muy buena competencia porque abarcaría todo. La competencia sudamericana es la más salvaje del mundo, es de una escala altísima, porque hace que los jugadores y sus clubes tengan un desarrollo grandísimo. La Libertadores, la Copa América, la Sudamericana muestran lo mejor.

La competencia de la CONCACAF ha mejorado mucho, pero hay unos vacíos que podrían ser superados con una competencia integral. Los países de Centroamérica debieran mejorar sus estructuras, para que no sea solo México, Estados Unidos, Costa Rica y Honduras.

Dirigiste a los Xolos de Tijuana durante el 2019. ¿Cuál es la diferencia de entrenar a un equipo mexicano y a uno estadounidense?

La primera diferencia es la liga: la mexicana es histórica por su pasión, por los medios de comunicación, por cómo se involucra la gente con sus equipos, que me recordó mucho mis años en Colombia, en los que vivíamos hablando de fútbol y todo el mundo sabía más que el entrenador. En México sentí lo que sentía en Colombia.

En Estados Unidos, si bien es un país muy grande, el fútbol está en crecimiento. En México los jugadores son más técnicos, mientras que en la MLS son más físicos, creo que va a llegar también a esas instancias y van a superarlos, pero también pienso que están aprendiendo a mejorar los ritmos.

Otra gran diferencia es la estructura, en eso la MLS está tomando una gran ventaja, porque en nuestros países se envejecieron los estadios, los dirigentes, las estructuras y no progresamos. Hay clubes que no tienen canchas para entrenar y la plata se la lleva gente que no se la tiene que llevar. No hay reinversión. Eso en la MLS lo vi de forma muy positiva y muy negativa en México y nuestros países en Sudamérica.

Atletico San Luis v Tijuana - Torneo Apertura 2019 Liga MX | Jam Media/Getty Images
Atletico San Luis v Tijuana - Torneo Apertura 2019 Liga MX | Jam Media/Getty Images

¿Sentís que la Liga MX y la MLS están subestimadas?

Sí, creo que es culpa de nuestra ignorancia, es la falta de conocimiento. Pensamos que todos los países son montañosos si vienes de Medellín, o si vienes de Argentina son planos, o si vienes desde Brasil que se baila zamba. No es así. Cada liga tiene su riqueza y es la propia ignorancia la que no reconoce a los demás.

¿Un deseo que tengas para el fútbol?

Tengo un deseo muy grande, que es que nuestros países entiendan que la educación es fundamental en los futbolistas. Que paremos de decirle a los chicos de 12 años que no necesitan estudiar, que a los 17 o 18 los hagamos escoger entre el fútbol o el estudio. Ojalá que podamos tener un liderazgo diferente, que tengamos futbolistas preparados para que sean mejores seres humanos y, así, convertirse en mejores futbolistas. Que los dirigentes paren de robarse el dinero, que lo reinviertan, porque le pertenece a los futbolistas.

El fútbol, que genera tanto dinero, no le pertenece a los dirigentes ni a los agentes, le pertenece a la sociedad. La sociedad necesita reinversión, con dirigentes jóvenes, capaces de tomar los estadios viejos y renovarlos, capaces de dirigir clubes con ambición, no quedándose 120 años sin una cancha para entrenar. Necesitamos una generación que invierta en el fútbol, que como lo decía Diego Maradona, la pelota no se mancha.