Ovarios, capítulo V: Maca Sánchez, cambiar la historia

El 18 enero de 2019 Macarena Sánchez , en ese entonces destacada por algunos mensajes explosivos y desfachatados en Twitter, le enviaba una intimación al club UAI Urquiza y a la Asociación del Fútbol Argentino para que la reconocieran como trabajadora del deporte , como futbolista, profesión en la que se había desempeñado durante más de 10 años. Ese día, sin saberlo, sería el primer día de su nueva vida. Y el de muchas jugadoras de fútbol que hoy, gracias a su grito, disputan el primer torneo semi profesional en Argentina.

Maca nació en Santa Fe capital el 28 de diciembre de 1991. Hija de Grisel y Carlos, la santafesina creció jugando a la pelota en la canchita del barrio que bordeaba las vías del tren. Papá y mamá nunca se sorprendieron de que eligiera el fútbol. Tampoco obstaculizaron esa elección: sus regalos siempre eran redondos y número 5. Sus hermanas, Sol, Emilia y Constanza, tampoco renegaron de lo que hacía feliz a la nena que "nunca se quedaba quieta" y que se metía a escondidas en el club Santa Rosa para jugar al fútbol.

SIN CORTAR Maca Sanchez
SIN CORTAR Maca Sanchez
Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Casi sin darse cuenta, o quizá sí pero de una manera muy inconciente, Macarena pateó siempre los límites, los impuestos por la sociedad, que todavía hoy le dice a muchas mujeres que no pueden jugar al fútbol y que, de hacerlo, no pueden tener los mismos derechos que lo varones, y los propios. Cada vez que tuvo vértigo, que tuvo miedo, Maca tomó aire y saltó. Como cuando sintió la necesidad de contarle "al mundo" que era lesbiana para aliviar, de alguna forma, el dolor que ella sabe que sienten miles de personas porque esa misma sociedad los hace sentir diferentes por sus sentimientos. "Siento que soy la voz de un montón de personas que están esperando que yo diga algo que los identifique y los defienda y yo me siento completamente agradecida de que ponga en mi esa responsabilidad", le cuenta a Goal. Y se emociona hasta las lágrimas. Es que, mientras dio la pelea por cientos de futbolistas y por miles de personas que ni conoce, Maca luchó contra sus propios miedos, dio su batalla interna afuera de la cancha.

SIN CORTAR Maca Sanchez
SIN CORTAR Maca Sanchez

Adentro de la cancha es una delantera que amaga, tira paredes, juega en equipo y las pelea todas. También hace goles (tiene 12 en 10 partidos con la camiseta de San Lorenzo en el actual torneo) y continúa gritando contra las injusticias, esas que sus colegas todavía siguen viviendo en el fútbol argentino.

Gritando, pateando, exigiendo y peleando  Maca llegó, entre otras cosas, a reunirse con Cristina Fernández de Kirchner, cumpliendo uno de sus sueños. También alcanzó ser noticia en cientos de medios argentinos y del mundo, como la BBC y el New York Times. Y saliendo a la cancha y a la calle se transformó en remera, en bandera, y en referenta. Y también en directora del Instituto Nacional de Juventud, cargo en el que la designó el presidente Alberto Fernández.

Maca cambió su vida para cambiar la vida de los demás y compartió parte de su historia con Goal.

Otras historias