Pablo Cuevas saca la varita en Wimbledon: dos golpes irrepetibles de espaldas y en plancha

Desde la Redacción
Imagen de Twitter (@ESPNmx)
Imagen de Twitter (@ESPNmx)

El tenista argentino con pasaporte uruguayo, Pablo Cuevas, dio todo un recital de golpes en el partido de primera ronda de Wimbledon frente al bosnio Damir Dzumhur. Levantó a todos los asistentes con dos golpes brillantes, de espaldas y en plancha.

El partido estaba igualado en sets (2-2), pero el de Concordia se mostraba muy fino en el tercero y dominando. Le entraba todo. Tanto es así que, posiblemente, dejó el mejor punto que vayamos a ver en el torneo, y eso que acaba de empezar. Un cruzado de espaldas maravilloso, digno de cualquier prodigio de la historia de la raqueta.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Cuando parecía que no se podía ver algo más que estuviese a la altura, en el siguiente tanto, el veterano tenista uruguayo deleitó a los presentes con una volea en plancha de un nivel tenístico sublime. Si llega a estar jugando en Las Ventas, los presentes hubieran sacado pañuelos hasta que otorgasen a Cueva las dos orejas y el rabo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En la siguiente ronda se medirá al checo Jiri Vesely, más que seguro con una expectación propia del juego que está demostrando.

También te puede interesar:

Venus Williams pierde contra "su doble" de 15 años: Cori Gauff dio el gran golpe en la primera ronda de Wimbledon