Paco Porras reaparece con un discurso que huele a chamusquina

Anna Sanchez
·3 min de lectura
Paco Porras reaparece diciendo que ha sido secuestrado (Telecinco)
Paco Porras reaparece diciendo que ha sido secuestrado (Telecinco)

El vidente Paco Porras llevaba varios días desaparecido y en ‘Sálvame’ hicieron un llamamiento público para encontrarle porque se temían lo peor, que hubiese fallecido.

Según el amigo que le acogía en su casa, Paco se había marchado dejando allí todas sus pertenencias y sin avisar. Alarmado por el asunto decidió ponerse en contacto con el programa para ver si podían encontrarle.

Sálvame’ se puso a la búsqueda de Paco Porras por las calles de Madrid y en plena borrasca Filomena sin escatimar en morbo y preguntando a gente sin hogar si le habían visto dado que, al no tener ningún ingreso, daban por hecho que era un sintecho más.

Algunos testigos afirmaban haberle visto durmiendo entre cartones en la calle y arrastrando a duras penas un carro de supermercado con cosas que recogía y acumulaba. Sin embargo y tras días de búsqueda, una nueva pista llegaba al programa, Paco se había ido a un chalet privado con un grupo de desconocidos.

Kiko Hernández temía por la vida de este señor, enfermo del corazón y con una edad ya considerable durmiendo en el frío de Madrid y más durante el paso de Filomena. La hermana del vidente, a la cual contactaron desde ‘Sálvame’, ya dijo por teléfono que “si esto es una nueva artimaña de Paco para volver a salir en la tele, que se despida de mí para siempre.”

Pues bien, no sé si se trata o no de una artimaña pero por fin se ha localizado a Paco Porras y, en una entrevista con la revista Pronto, ha contado la supuesta odisea que vivió. Toma asiento porque esto parece una película de Francis Ford Coppola.

Paco asegura que ha vivido un episodio realmente espeluznante y es que, según sus palabras: “Tuve que viajar a Alicante por motivos personales. Y me llamaron de Torrevieja para atender unas consultas de videncia. Fui para allá y me recibieron en un local muy extraño, lleno de habitaciones, que resultó ser un burdel propiedad de una mafia de los países del Este.”

Porras se vio encerrado en dicho burdel contra su voluntad: “Intenté marcharme pero me secuestraron por la fuerza y me obligaron a prostituirme con varios hombres y mujeres". Además, el vidente más mediático de los noventa asegura que: “Buscaban el morbo sexual con una persona conocida. En ese puticlub se realizaban prácticas sadomasoquistas... Era un infierno.”

En su estremecedor relato al citado medio Paco asegura que ha temido realmente por su vida: “Estaba todo automatizado, no se podía salir de allí, estuve secuestrado a la fuerza, en contra de mi voluntad. Es una mafia muy peligrosa y podían haberme matado”.

Por suerte del destino, Paco Porras consiguió escapar de aquel presunto lugar en el que le habían secuestrado porque se dejaron una ventana abierta por error: “Escapé por la ventana de un baño que daba a la calle. Se la dejaron abierta y pude salir por ella y escaparme de aquel horror.”

Por ahora no sabemos si el vidente de las hortalizas puede ubicar el burdel para llevar allí a las fuerzas del orden y que se pueda desmantelar esta mafia que le ha obligado a mantener relaciones sexuales aunque no deja de ser extraño que si alguien quiere tener relaciones íntimas por “morbo de un famoso” escogieran a Paco que lleva décadas alejado de la televisión. Sea como sea, lo primordial es que Porras está vivo y, según parece, no vive en la indigencia.

Más historias que te pueden interesar

Sálvame explota las miserias de Paco Porras, ahora en la indigencia

Paco Porras desvela su estado de salud tras ser ingresado en el hospital

¿Qué fue de Carlos Jesús, el excéntrico curandero de la televisión de los 90?