¿Cómo es el panorama del Tri, luego de la doble jornada de Eliminatoria?

Haber ganado los cotejos que disputó dan aire fresco a los dirigidos por Juan Carlos Osorio.

Algunos lo llaman 'vendehumo'; otros le dicen 'Don Osorio'. Da igual. El técnico de la Selección mexicana, Juan Carlos Osorio, ha conseguido que se respire con tranquilidad después de casi 15 años, cuando se consiguió el pase a Corea-Japón 2002. Fue como segundo lugar, pero se logró.

Sumar seis unidades, de seis disponibles fue lo mejor que le pudo haber pasado al combinado nacional en este inicio del 2017. Sí, es una realidad que el escenario ideal hubiera sido que goleara, que convenciera con su estilo de juego, pero no se pudo de tal manera. Incluso, sí, una vez más se dejaron dudas y se vio un futbol que siguió generando dudas. Pero esto no ha sido impedimento para que el Tri se mantenga como líder del Hexagonal. 

El camino a Rusia 2018 cada vez se ve más claro. Solo una verdadera catástrofe podría arruinar lo que han conseguido Juan Carlos Osorio y sus pupilos, quienes ya cuentan con 10 unidades en la Eliminatoria mundialista, seguido por siete de Costa Rica.

Ahora, el combinado azteca deberá pensar en lo que viene: dos cotejos de suma importancia, porque ambos son de local y se disputarían en la cancha del estadio Azteca. Honduras el próximo 8 de junio y Estados Unidos, el 11 del mismo mes. Salir victorioso de ambos cotejos pondría al Tri al borde del Mundial. ¿Escenario ideal? ¡Pero por supuesto!

Pero para contar con equipo completo, Osorio sabe que debe cuidar diversos aspectos: exigencia física supervisada, pero, sobre todo, que jugadores como Miguel Layún, Héctor Herrera, Carlos Salcedo, Carlos Vela, Héctor Moreno y Luis Reyes no vuelvan a ser amonestados, pues en caso de verse pintados de amarillo, serían suspendidos por un cotejo

Sin embargo, eso no es lo único que debe estar rondando en la cabeza de Osorio, pues sabe que unos días después comenzará su aventura en la Copa Confederaciones, misma en la que las semifinales son el objetivo mínimo, pues podrá trabajar con sus jugadores por casi tres semanas. Tiempo suficiente para comenzar a moldear un estilo futbolístico que logre compenetrar la idea que tiene en mente el colombiano.

El panorama del Tri luce atractivo, sí. Como un verdadero reto para el estratega, quien tendrá en sus manos la oportunidad que le permita tener una verdadera revancha: un torneo con rivales de primer mundo, mismo que afrontará con muchas semanas previas de trabajo colectivo.

Los números respaldan de forma total a Juan Carlos Osorio; no hay duda. Los jugadores también están con él; su cabello rapado lo demuestra. Se logró hacer un grupo unido. Pero esta vez quedará prohibido caer, mucho menos hacerlo de la forma en que se hizo en la Copa América Centenario, porque sí, está superado, pero jamás quedará olvidado.

Más cosas para leer

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines