El Parma: el milagro de Italia y Europa en los 90, sus años negros y el regreso a la Serie A

Pablo Falcones
·8 min de lectura

Si miramos la historia del Parma, nos damos cuenta de que es un equipo muy importante en Italia. Fue fundado en 1913 (de ahí su nombre actual, Parma 1913), es decir, hace 108 años. Un equipo que ha conseguido ser campeón de la antes conocida como Copa de la UEFA hasta en dos ocasiones, y que con cuatro trofeos europeos es el cuarto más laureado en este aspecto de todo el fútbol de su país. Pero vamos a dar una vuelta a cómo empezó todo, unos 90 que fueron absolutamente exitosos para el club, su hundimiento y su resurgir.

EL SALTO A LA ÉLITE: DE CERESINI A LA PRIMERA RECOPA

Durante casi 70 años, el Parma fue un equipo que alternaba la Serie B con la Serie C, sin haber conseguido nunca llegar a la élite del fútbol italiano. En 1976, con el equipo en la Serie C, Ernesto Ceresini se convierte en presidente del club y su historia cambia por completo. Tardó unos años en 'arrancar', pero cuando lo hizo su proyecto alcanzó cotas insospechadas hasta ese momento en el club

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En 1986, el Parma asciende a la Serie B después de la llegada de un entrenador mítico como Arrigo Sacchi. Allí se asienta como un equipo noble de la categoría a pesar de ser un recién ascendido y eso le vale a Sacchi para dar el salto al que luego sería su 'gran' Milan, doble campeón de Europa. El reto de encontrar un entrenador a la altura de Arrigo es mayúsculo, pero Ceresini acierta de pleno y en 1989 llega otro técnico que haría historia en el club: Nevio Scala.

Con Scala se asciende a la Serie A al acabar la primera temporada, y además se llega a un acuerdo con Parmalat, empresa multinacional de lácteos de gran poder económico. La desgracia parece cernirse sobre el equipo, ya que ese año muere el gran Ceresini (el museo del club lleva su nombre). Sin embargo, tras su fallecimiento será el propio grupo Parmalat quien se convierte en dueño del club, al adquirir el 98% de sus acciones

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El 'boom' del conjunto de la Emilia-Romaña no acaba allí. En su primera temporada acaban sextos y se clasifican para jugar la Copa de la UEFA, y en la 1991-92 ganan su primer trofeo, al conquistar la Coppa de Italia contra la Juventus a doble partido, con remontada en la vuelta (1-0 y 2-0). En 1993, el Parma ganaría su primer título internacional. Se impuso al Royal Antwerp belga en la final de la Recopa, con goles de Minotti, Melli y Cuoghi (3-1). Además levantaría la Supercopa de Europa tras derrotar al Milan, también con remontada en la vuelta (0-1 y 0-2).

LA COPA DE LA UEFA DE 1995: POR FIN SE PUDO CON LA JUVENTUS

En 1994 acabó 5º la Serie A y volvió a llegar a la final de la Recopa de Europa, aunque esta vez perdió contra el Arsenal (1-0). En la 1994/95, el Parma volvería a demostrar que en esos momentos su crecimiento como club era imparable, tanto en su país como a nivel internacional. Eso sí, en el mismo año se encontró con su 'bestia negra' particular: la Juventus de Turín.

PARMA V JUVENTUS | Getty Images/Getty Images
PARMA V JUVENTUS | Getty Images/Getty Images

A pesar del gran hacer del equipo parmesano, si no llega a ser por la Vecchia Signora la temporada podría haber sido aún más impresionante. Los de Nevio Scala acabaron subcampeones de liga detrás de los turineses, perdieron la final de Coppa contra el mismo equipo (1-0 y 0-2) y además no pudieron con los bianconeri en la final de la Supercopa de Italia, a la que claramente llegaron ambos conjuntos como los mejores de ese año en su país (1-0).

Sí, la Juventus le tenía definitivamente cogida la medida a los gialloblu. Pero hubo un trofeo en el que no pudieron con la incansable fe del equipo parmesano. Tras haber perdido la final contra el Arsenal en la Recopa anterior, esa temporada el Parma daba un pasito más a nivel europeo y se clasificaba para jugar la Copa de la UEFA. Sí, más crecimiento para el club.

El Parma dio cuenta en esa edición del AIK sueco, el Athletic de Bilbao, el Odense de Dinamarca y el Bayer Leverkusen en semifinales. Era apenas su segunda vez en dicha competición, que ya habían disputado en la 1991-92. Y sí, como ya habrán podido deducir por lo dicho antes, el rival en la final volvía a ser la Juventus. El 'coco'.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Hubo un héroe absoluto para el Parma en esa final: Dino Baggio. El mítico mediocentro italiano fue quien marcó el único gol en el partido de ida, en el Ennio Tardini (1-0) para dar ventaja a su equipo. Una ventaja que en la vuelta se encargó de igualar Vialli a la media hora de encuentro. Sin embargo, a los pocos minutos de comenzar la segunda parte, de nuevo Dino Baggio marcaba, el que sería el 1-1 definitivo. Por fin el Parma podía con la Juventus y lograba así su primera Copa de la UEFA. El sueño no cesaba.

EL TRIPLETE DE 1999 Y TODOS LOS CRACKS QUE PASARON POR EL PARMA

El Parma era un grande en esos momentos del fútbol italiano y europeo. Pasaron tres años largos en los que el equipo no lograría ningún título, algo que se volvió incluso extraño. Acabó la etapa gloriosa de Scala en el banquillo y tras dos temporadas con un joven Ancelotti (en la primera fueron subcampeones de liga), sería Malesani quien cogería las riendas del equipo en la temporada 1998-99. Una temporada que devolvió la gloria al club.

Parma v Olympique Marseille - UEFA Cup Final | Etsuo Hara/Getty Images
Parma v Olympique Marseille - UEFA Cup Final | Etsuo Hara/Getty Images

El primer título que se logró esa temporada fue la Coppa, tras una final muy dura a doble partido contra la Fiorentina. En el Tardini empataron (1-1), con goles de Crespo y Batistuta, y en el Artemio Franchi también (2-2). Sin embargo, el valor doble de los goles fuera de casa dio a los parmesanos la que era la segunda Coppa de su historia. En agosto levantarían, al tercer intento, su primera Supercopa italiana, después de ganar en la prórroga a un Milan campeón de liga (1-2)

Eso sí, seguramente el más especial fue la segunda Copa de la UEFA. En la final golearon a todo un campeón de Europa como el Marsella (3-0) después de haber dado cuenta por el camino de conjuntos como el Atlético de Madrid, el Girondins de Burdeos o el Rangers. Era un auténtico equipazo, en el que había jugadores de talla mundial

Team | Shaun Botterill/Getty Images
Team | Shaun Botterill/Getty Images

Y es que la lista de futbolistas que durante esa década pasaron por el club es impresionante. En los primeros años fueron los Taffarel, Brohlin o Grun, para dar paso a cracks como Asprilla, Zola, Couto y otros más recientes como Cannavaro o el mencionado Dino Baggio. De hecho, allí dio sus primeros paso un jugador legendario como Buffon, con 17 años, que sigue en activo ya con 43. También son dignos de mención los Verón, Thuram, Chiesa (padre del jugador actual de la Juventus), Stoichkov, Inzaghi, Balbo, y el gran goleador, Hernán Crespo. Quita el hipo.

LOS AÑOS NEGROS Y EL REGRESO A LA ÉLITE

El Parma ganó un último título, la Coppa de 2002, contra la Juventus de nuevo (2-1 y 1-0). Sin embargo, allí empezaría la travesía por el desierto de la entidad. El escándalo de Parmalat en 2003, que entró en bancarrota, dejó muy tocado a un club que ya sólo era de media y baja tabla. En 2008 el equipo descendía tras perder el partido de la última jornada ante el Inter, campeón gracias a un doblete de Ibrahimovic (0-2).

Inter Milan's Swedish forward Zlatan Ibr | ANDREAS SOLARO/Getty Images
Inter Milan's Swedish forward Zlatan Ibr | ANDREAS SOLARO/Getty Images

Ascendió al año siguiente, y tras unas temporadas en la Serie A, entró en bancarrota en el año 2015. Su presidente de entonces, Giampiero Manenti, fue arrestado por lavado de dinero y fraude, y los futbolistas no cobraban e incluso estuvieron a punto de negarse a jugar. Descendieron a falta de cinco jornadas y en junio, el club dejó de existir oficialmente. Se refundaría como Parma 1913, nombre actual de la entidad, y empezaría jugando en la Serie D.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Tras tocar fondo, se convirtió en un 'equipo milagro'. De 2015 a 2018 consiguió tres ascensos seguidos, el único en la historia del fútbol italiano, y estaba de vuelta en la Serie A. Una Serie A en la que sigue, aunque está penúltimo con 16 puntos ahora mismo, a 6 de la salvación. En definitiva, el Parma es un club muy especial que aunque no pase por sus mejores días, los ha tenido mucho peores y que sin duda ya ha dejado su huella en la historia del fútbol italiano... y mundial.