La doble vara de medir del PP a la hora de repartir méritos y culpas a cuenta de las vacunas

M. J. Arias
·6 min de lectura

Si las vacunas llegan, es mérito de la Unión Europea. Si, por el contrario, las dosis escasean, es demérito del Gobierno de Pedro Sánchez. Ese es el resumen, en dos trazos, de la valoración que desde el Partido Popular están haciendo del plan de vacunación en España y de la adquisición de las vacunas del coronavirus por parte del Ejecutivo central que, cabe recordar, recibe la parte que le corresponde de la compra centralizada en Bruselas para todos los países miembros.

Isabel Díaz Ayuso y Pablo Casado mencionan a la UE y a Pedro Sánchez respecto a las vacunas dependiendo de si es para bien o para mal. (Foto: Ricardo Rubio/Europa Press via Getty Images)
Isabel Díaz Ayuso y Pablo Casado mencionan a la UE y a Pedro Sánchez respecto a las vacunas dependiendo de si es para bien o para mal. (Foto: Ricardo Rubio/Europa Press via Getty Images)

Para entender esta doble vara de medir o ese doble rasero de los líderes del Partido Popular a la hora de hablar de la vacuna a lo largo de los dos últimos meses basta con ir un poco atrás en el tiempo a través de sus propias cuentas oficiales y escuchar las declaraciones hechas al respecto tanto por Isabel Díaz Ayuso como por Pablo Casado al respecto.

Así, el pasado 11 de diciembre, la presidenta de la Comunidad de Madrid publicaba un mensaje en su perfil en Twitter en el que criticaba que la vacuna no hubiese llegado ya a España y señalaba al Gobierno como responsable. “A este paso no hay vacuna en enero. Venden un plan sin plan y ahora Madrid pasa de tener dosis para 300.000 a 100.000 personas. No llegaríamos a sanitarios, grupos de riesgo... Otra vez las comunidades buscándonos la vida ante la pandemia”, se puede leer en el mensaje.

En el vídeo que acompañaba esta queja, explicaba ante los medios que "nosotros no podemos poner todos los medios si la vacuna no llega pronto. Podemos seguir haciendo test a más de 190 mil personas, trabajando como lo estamos haciendo ahora con los test de antígenos. Todo en marcha, pero hacen falta esas vacunas, hace falta planificación y mientras venden un plan sin plan lo que queda claro es que las Comunidades Autónomas seguimos haciendo frente solas a la pandemia y hay muchos anuncios nacionales, pero luego no se están ejecutando (…)”. Son palabras textuales. No hay mención a Europa.

Entonces llegó la vacuna y Pablo Casado, líder de los populares, apareció el 28 de diciembre para valorar el hecho en sí. “Es una gran noticia la llegada de la vacuna a España gracias a la eficaz gestión de la presidenta de la UE, @vonderleyen Mi reconocimiento a los científicos e investigadores y la colaboración público-privada que en tiempo récord han logrado la vacuna para erradicar esta pandemia”, publicaba en su cuenta en la misma red social. Y, como Ayuso, un vídeo en el que se extendía un poco más sobre su opinión y su reparto de méritos por la llegada de la vacuna a España.

“La llegada de la vacuna a España, en perfecta coordinación en todos los países europeos gracias a una eficaz gestión de la presidenta, Ursula von der Leyen. Hay esperanza después de meses tan complicados y esa esperanza no se puede ver mezclada con propaganda. Y esa esperanza, ese optimismo, ese poder superar los meses más complicados que hemos sufrido tiene que verse acompañado por una gestión eficaz lejos de intentar vender éxitos que son ajenos hay que responder a que la logística llegue a tiempo, de forma equitativa a todas las comunidades autónomas…”.

Casi un mes después de atribuir todo el éxito del desembarco de la vacuna a Bruselas, las dosis han empezado a escasear frenando en seco el ritmo de vacunación y de nuevo Ayuso ha culpado, como hiciera en diciembre, a Pedro Sánchez. Este lunes, 25 de enero, la cuenta oficial del Partido Popular de Madrid, publicaba en formato vídeo las declaraciones de su presidenta exigiendo al Gobierno central que haga algo.

“No hay vacunas y, por lo tanto, ese es el principal problema que tiene este país. Y yo lo que le pido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, es que haga algo, que demuestre que está haciendo todo lo que está en su mano para seguir consiguiéndolas, para seguir buscándolas, porque parece que nos han dado un número irrisorio (…). Y yo le que le pido es que traigan más. A partir de ahí toda las polémicas son políticas e innecesarias”.

Este ir y venir en el reparto de méritos y culpas cuando llega la vacuna y cuando no hay suficientes desde el Partido Popular ha propiciado la creación de un meme que capta en una sola imagen la paradoja popular en el tema de las vacunas y que se ha viralizado.

Más allá de las valoraciones que desde el Partido Popular lancen sus representantes, la realidad es cierto que hay escasez de vacunas. Pero es un problema a nivel europeo que poco tiene que ver con la gestión del Gobierno central. Como explican en El Mundo, Pfizer, que es la fabricante de la primera vacuna que se está inoculando en Europa, dijo la semana pasada que, debido a causas relacionadas con su manufactura, reduciría temporalmente la cantidad que entrega a Europa.

La compra para la UE está centralizada en Bruselas, que se encarga de la adquisición y del reparto en virtud del acuerdo alcanzado en su momento. A la problemática con Pfizer y su cambio de prospecto (ahora recoge que cada viral contiene seis en lugar de cinco dosis y que su contrato es por dosis no por viales), hay que sumar, como explican en Nius, que AstraZeneca ha avisado de que no podrá cumplir con el acuerdo en cuanto al número de vacunas por problemas de producción. El contrato era de 100 millones de dosis para la UE durante el primer trimestre de los que 10 millones serían para España. Si mandan menos, llegarán menos a los países.

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ha lanzado un aviso tanto a Pfizer como AstraZeneca para que respeten los contratos. Según publica El Confidencial, Bruselas sospecha que la segunda podría haber vendido dosis destinas a Europa a terceros.

EN VÍDEO | Bruselas presiona a AstraZéneca por los retrasos y plantea más restricciones