Patinazo blanco

Agencia EFE
·3 min de lectura

Madrid, 24 abr (EFE).- El Real Madrid se mostró incapaz ante el Betis (0-0) y dio un nuevo paso atrás, posiblemente definitivo, en sus aspiraciones por el título de Liga que puede convertirse en un mano a mano entre el Atlético Madrid y el Barcelona.

El conjunto de Zinedine Zidane, con el compromiso europeo, las semifinales contra el Chelsea a la vuelta de la esquina, se enredó contra el equipo de Manuel Pellegrini, que se maneja a su antojo como visitante en los duelos contra el Real Madrid. Es el cuarto año seguido que se marcha con premio de Madrid el Betis que mantiene su empeño europeo.

El Real puede quedar a cinco puntos del Atlético Madrid y ser alcanzado por el Barcelona, con un partido aún pendiente. Incluso el Sevilla puede amenazar la posición del equipo de Zinedine Zidane.

Fue incapaz el Real Madrid de marcar ante el Betis que tuteó a su rival y que tuvo, además, las ocasiones más claras del partido. El empeño madridista al final, con síntomas de fatiga, terminó por ser irrelevante en un duelo que terminó sin goles y con el belga Eden Hazard sobre el terreno de juego, la única buena nueva del equipo de Madrid.

Arde el descenso. La puja por la permanencia se agita cada semana y el número de implicados aumenta jornada tras jornadas.

El Elche salió reforzado y el Alavés crece. Fran Escribá respira y Javi Calleja se consolida.

El conjunto vitoriano disfruta aún del 'efecto Calleja' y sumó un punto de su visita a Mestalla (1-1) ante un rival que aún está en una situación comprometida y que no logra alejarse de la parte baja.

El empate fue insuficiente para ambos aunque más doloroso para los locales, a siete puntos de distancia de la terna de descenso que marca el Valladolid. El cuadro de Javi Gracia solo ha sumado dos de los últimos quince puntos en juego. Se vio con el marcador en contra a seis del final el Valencia cuando John Guidetti adelantó al Alavés pero tres después Jose Gayá rescató de la derrota a su equipo.

Dos triunfos y dos empates han sacado del pozo al Alavés, decimosexto, con un punto de renta respecto al Elche que marca la permanencia desde que se reencontró con la victoria en su duelo frente el Levante (1-0).

El gol del argentino Lucas Boyé en la primera parte bastó al equipo de Fran Escribá que llevaba ocho partidos sin ganar. Desde que el 6 de marzo batió al Sevilla. Aprovechó la intrascendencia de su rival. El Levante, sin objetivos, da la sensación de haberse dejado ir. El cuadro de Paco López no pudo evitar su tercera derrota consecutiva (1-0).

El Elche sale del descenso al que cae el Valladolid que empató en su campo con el Cádiz (1-1). No despega el equipo de Sergio que lleva ya seis choques sin conocer la victoria. Encarriló la situación al cuarto de hora con el tanto de Oscar Plano pero Juan Cala reanimó al Cádiz. Cualquier botín es bueno para el cuadro de Álvaro Cervera que acumula méritos cada semana. Solo ha perdido uno de sus cinco últimos partidos y dispone de ocho puntos de margen. Los que le distancian del descenso.

(c) Agencia EFE