"No puedo comer con mis compañeros", la discriminación a una periodista española en la Supercopa de España

La periodista Patricia Cazón relató algunas de las discriminaciones diarias que sufre la mujer en Arabia Saudí.
La periodista Patricia Cazón relató algunas de las discriminaciones diarias que sufre la mujer en Arabia Saudí.

La Supercopa de España prometía un formato novedoso pero, antes de que el balón eche a rodar, sólo ha cosechado críticas. El nuevo torneo impulsado por el presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, tomó la decisión de llevar el torneo a Arabia Saudí a cambio de una cuantiosa suma de dinero, pasando por alto los déficits en Derechos Humanos que existen en dicho país.

O, mejor dicho, maquillándolos. Porque, según aseguró el máximo mandatario de la Federación en su intento de mascarar dicha operación económica, una de las misiones de RFEF era “servir de herramienta para el cambio social y se beneficiarán hombres y mujeres” en lo que llegó a calificar como “la Supercopa de la igualdad”.

Unas palabras bonitas que, llegada la fecha, se han demostrado sin fondo. Así lo explica la periodista del diario As Patricia Cazón, enviada especial a Arabia Saudí para cubrir el torneo y que ha experimentado en primera persona las dificultades que poseen las mujeres en dicho país.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

“Yo no puiedo ir a la piscina de mi hotel. No puedo ir porque soy mujer. Sí que puedo ir al gimnasio, pero es un gimnasio muy pequeñito solo para mujeres, que me debe abrir el de la recepción. Si quiero ir a un McDonalds no puedo comer con mis compañeros porque no puedo mezclarme con hombres solteros”, relata Cazón a Gol Televisión.

Son sólo píldoras del día a día que, sin embargo, muestran la discriminación hacia la mujer que existe en el país saudí. El lugar en el que la RFEF ha decidido publicitar el fútbol español, llevando a sus cuatro mejores equipos para que compitan en un torneo oficial.

Otras historias que te pueden interesar:

Otras historias