Peñarol tuvo un consuelo con su empate frente a Rentistas

·2 min de lectura

Si bien Peñarol prolongó su racha a cuatro partidos sin ganar en el Clausura, el empate de este domingo por 2-2 frente a Rentistas tuvo un sabor especial, casi como un consuelo, dado que llegó a tener una desventaja de dos goles en el estadio Campeón del Siglo.

Es cierto, la performance del Carbonero en el presente torneo no es buena, ya que suma 9 unidades tras siete jornadas y son nueve los puntos que lo separan de los líderes, River Plate y Nacional. Sin embargo, para los dirigidos por Leo Ramos es una buena noticia no perder, como lo hiciera por ejemplo en la semana con su 2-0 sobre Colón por la Copa Uruguay.

El delantero Luis Acevedo fue el encargado de romper el cero a los 6 minutos, para el que fue su segundo tanto en este certamen y el sexto en este 2022. En esa primera mitad, el local no sólo no se encontró en el juego, sino que llegó a tener hasta tres amonestados.

El panorama pareció complicarse cuando otro de los atacantes, Mathías Acuña, desniveló a los 14' de la segunda mitad y puso a los Aurinegros en jaque. Una grata sorpresa hasta ese momento para un equipo bichero que hasta esta fecha aparecía penúltimo en la tabla con 3 unidades.

Sin embargo, Lucas Viatri se erigió como el salvador y golpeó por duplicado para salvar a los suyos. El argentino, ex Boca, gritó a los 22' y a los 34' para otorgarle una igualdad necesaria, que le permite al Manya respirar. E, incluso, no perder pisada al top 4 en la Tabla Anual, del que aparece a dos puntos. Necesita instalarse en ese lote para no perderse la Libertadores en 2023.

Peñarol chocará con el campeón del Apertura 2022, Liverpool, en la próxima jornada, en busca de un crecimiento urgente que lo catapulte a los puestos principales y le devuelva protagonismo.

Foto: Agencia Gamba/Getty Images