Pedro Porro viola la cuarentena, se enfada por ser multado y luego pide disculpas

Goal.com

Pedro Porro, futbolista del Real Valladolid, ha sido protagonista en la jornada del lunes ya que fue multado por ir a comprar al centro de la ciudad vallisoletana, cuando su domicilio está situado en Boecillo, una localidad situada a 15 kilómetros de la capital castellana.

Por si fuese poco, en su DNI aparece empadronado en Don Benito, Badajoz, lo que llevó a los agentes a llamarle la atención y multarle con 600 euros. una situación que el futbolista explicaría más tarde en las redes sociales, primero con enfado y luego con tranquilidad, pidiendo las disculpas del caso.

En un mensaje escrito en su cuenta oficial de Twitter, Porro contó que le habían multado por ir a hacer la compra ya que vive “en un pueblo muy chiquito” pese a que en la localidad boecillana hay varias tiendas y un supermercado, y en Laguna de Duero, a cinco kilómetros, hay varios supermercados más. Pese a ello, el jugador del Manchester City (está cedido en el Pucela) se desplazó 15 kilómetros hasta el centro de la ciudad.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

"Estoy muy enfadado por cómo hablan algunas personas, por cómo se dirigen a ti, con mala educación. Yo sólo pido que nadie es más que nadie hablando con respeto se llega a muchos lados", empezó explicando vía Twitter.

Y continuó: "Lo pongo para que sepáis que aunque necesitéis cualquier cosa, no salgáis de casa, la cosa está muy fea (...) La multa me da igual… pero por lo que no voy a pasar es porque se me falte al respeto. Preguntándome que qué hacía aquí si yo era de Don Benito, Badajoz", agregó. Y acabó pidiendo respeto “a los que verdaderamente salen sin motivos y no los multan”. Finalizó su mensaje con un #Quedateencasa.

Sin embargo, horas más tarde, Porro borró la publicación y, más calmado, pidió disculpas a través de un nuevo mensaje público: "Esta mañana he cometido un error y quiero pedir disculpas públicamente (...) No ayudó que en mi DNI aparezca como domicilio mi casa familiar, en Don Benito, Badajoz, y los agentes no entendían qué hacía allí, lo cual conllevó a que me abriesen un expediente sancionador que, por supuesto, asumiré. He respetado la cuarentena al máximo, pero hoy me equivoqué y espero que sirva para que otras personas lo piensen dos veces antes de desplazarse sin tratarse de una causa de fuerza mayor", añadió.

Otras historias