Otras grandes peleas en la historia de la Copa Libertadores

La batalla campal entre Peñarol y Palmeiras no es la primera en el certamen internacional, que registra una larga lista de antecedentes del estilo.

La Copa Libertadores sumó un nuevo capítulo escandaloso a su historia este miércoles, cuando los planteles de Peñarol y Palmeiras protagonizaron una batalla campal en el estadio del Carbonero. La pelea, que comenzó en el campo de juego tras el triunfo 3-2 del equipo brasileño y continuó en los vestuarios, lejos está de ser la primera en la historia de un certamen internacional que tiene una larga lista de antecedentes similares.

1971 - Boca - Sporting Cristal

El enfrentamiento entre argentinos y peruanos por la fase de grupos en La Bombonera terminó con una gresca generalizada entre los dos equipos, que terminó con 19 de los 22 futbolistas expulsados por el árbitro y detenidos por la policía. Luego de pasar la noche en la comisaría, todos fueron liberados. La Conmebol aplicó duras sanciones.

1991 - Colo Colo - Boca

En una semifinal de vuelta que estuvo rodeada de un clima muy violento, la batalla se desató luego del gol que significó el 3-1 para los locales, cuando cerca de 40 personas ingresaron al campo de juego a festejar y provocar a los futbolistas Xeneizes, que reaccionaron y fueron agredidos hasta por la policía, que soltó a un perro para que mordiera a Carlos Navarro Montoya. Increíblemente, el partido continuó tras la pelea. Luego del encuentro, la delegación del visitante fue demorada en una comisaría y debió intervenir la embajada argentina.

2003 - América de Cali - River

El equipo colombiano le ganaba 3-1 al Millonario en la vuelta de los cuartos de final y se clasificaba tras el 1-2 de la ida, cuando el DT local, Fernando Castro, intentó demorar el juego en un lateral y provocó la reacción de Claudio Husaín. Lejos de calmar los ánimos, el Pecoso le tiró del pelo al hombre del Millonario y se desató un combate entre ambos planteles. Tras varios minutos de pelea, el encuentro continuó y el local finalmente ganó 4-1.

2004 - América - Sao Caetano

Una pelea que pudo haber terminado en tragedia. Cerca del final del partido en el Azteca, que con el 1-1 clasificaba al equipo brasileño a los cuartos de final, Cuauhtémoc Blanco le dio un codazo a Anderson Lima y la mecha se encendió. Apenas finalizado el partido, los visitantes provocaron en los festejos, los locales reaccionaron y se desató una feroz pelea. Enardecidos, los hinchas de las Águilas rompieron un alambrado e invadieron el campo, dispuestos a linchar a los futbolistas rivales, que debieron huir hacia los vestuarios.

2004 - Boca - River

Un Superclásico en una semifinal envuelve la suficiente tensión como para que una chispa desate la furia. Y en la ida alcanzó con que Marcelo Gallardo lo bajara desde atrás a Raúl Cascini para que todo se desbordara: el mediocampista de Boca reaccionó, el árbitro expulsó a ambos y la tensión fue en aumento. Entre insultos y empujones, el Muñeco le dio un recordado arañazo a Roberto Abbondanzieri, que terminó con el rostro cortado.

2005 - Boca - Chivas

El Xeneize se quedaba afuera de local en los cuartos de final frente a los mexicanos cuando Martín Palermo se peleó con Adolfo Bautista a falta de 15 minutos para el final. Tras la explusión de ambos, los jugadores del equipo argentino fueron en busca del mexicano y el entrenador local, Jorge Benítez, lo escupió. Luego de que dos hinchas se metieran al campo de juego para agredir al Bofo, el árbitro decidió suspender el encuentro.

2010 - Internacional - Estudiantes

Tras el triunfo 1-0 del local que lo clasificó a las semifinales, Leandro Desábato fue a buscar a Roberto Abbondanzieri y recibió un golpe por parte del arquero suplente local, Lauro, que generó la batahola. Desatado, el defensor del Pincha terminó por darle un cabezazo en la nuca al Pato.

2010 - Internacional - Chivas

En la misma edición de la pelea contra Estudiantes, el equipo brasileño volvió a terminar a las trompadas. Y nada menos que en la final. Apenas consumado el 3-2 que le dio el título al conjunto de Porto Alegre, Omar Bravo y Héctor Reynoso fueron a agredir a los jugadores locales, que en lugar de festejar devolvieron los golpes y todo se desmadró durante largos minutos antes de la ceremonia de premiación.

2011: Argentinos Juniors - Fluminense

El Bicho y el conjunto carioca se jugaban la clasificación a octavos mano a mano en la última fecha del Grupo 3 y fue el visitante el que se impuso por 4-2 en La Paternal. Las cargadas de los hombres del Flu desataron la bronca de los jugadores locales y se armó una batalla campal que se extendió por todo el campo de juego y que tuvo a Cristian Sánchez Prette como uno de los protagonistas principales.

2011: Santos - Peñarol

Al igual que había ocurrido el año anterior, la final de 2011 también terminó a las trompadas. Tras el triunfo 2-1 del Peixe, un grupo de hinchas se metió a la cancha a provocar a los jugadores uruguayos y todo derivó en una pelea entre ambos planteles, que recién se apaciguó con la intervención de la policía.

2013: Atlético Mineiro - Arsenal

Esta no fue una pelea entre los planteles, sino un incidente entre los jugadores del Arse y la policía de Belo Horizonte. Cuando finalizó el encuentro, que había tenido un pequeño altercado en el entretiempo, los futbolistas visitantes fueron a protestarle al árbitro y los uniformados los agredieron, lo que generó un combate que terminó con ocho jugadores detenidos.

 

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines