La PES League americana tiene un campeón: relato de una final que tuvo de todo

Todos los condimentos en los partidos que se disputaron en el Monumental: gritos, muchísimos goles y hasta un descalificado por romper las reglas.

Los 20 jugadores entran a la cancha en un salón del estadio Monumental. La cancha, para ellos, está delimitada por dos sillas frente a un televisor y los controles para manejarlo todo. Pero, aunque no pisen el césped ni se pongan botines y los partidos duren 10 minutos en lugar de 90, ellos se están "jugando todo" en estas Finales Continentales de PES League 2017.

Están tensos, ansiosos y muy concentrados. Todo el año esperaron por este momento que los puede llevar a la gran final en Cardiff, Gales, a la que tendrán acceso tan solo cuatro de ellos. Esos cuatro, además, ganarán una importante suma de dinero: 20 mil dólares para el que se quede con el primer puesto, 10 mil para el segundo, seis mil para el tercero y tres mil para el cuarto.

Se larga el primer encuentro. En una pantalla gigante, el subcampeón mundial Guilherme Fonseca, de Brasil, disputa el Clásico de las Américas ante Lautaro Raris, de Argentina. Al minuto, el brasileño ya marcaba el primer tanto y lo gritaba tan fuerte que retumbaba. Partido de ida y vuelta, terminó en empate 2-2 para que el Grupo A comience parejo. Mientras tanto, otros siete partidos se disputan a la vez. Chicos de Chile, Colombia, Perú, Estados Unidos, Ecuador y México se enfrentan para sumar puntos y soñar con la clasificación a cuartos de final.

Pasa la primera hora, la segunda. Tres horas ininterrumpidas de juego y la tensión aumenta cada vez más. De repente Andre Bronzoni, brand manager de Pro Evolution Soccer, pide la palabra y anuncia que el argentino Lautaro Raris, integrante del Grupo A, fue descalificado del certamen. ¿Qué pasó? Según muchos de los presentes, parece ser que el joven habría intentado seducir a dos jugadores para que no dieran lo mejor de sí en los partidos que les restaban y de esa manera lograr su paso a cuartos. Pasa en el la vida real, pasa también en los torneos virtuales.

Para que no decaiga entran Ariel Ortega y Fernando Cavenaghi, glorias de River, que no son expertos en videojuegos pero les dan su aliento a los chicos y reconocen el esfuerzo que realizan día a día para poder llegar a torneos de tal magnitud.

Se reanuda la competencia y se conoce a los cuatro ganadores que viajarán a Cardiff: Guilherme Fonseca (Brasil), Pablo Leonel (Argentina), Luis Salazar (Perú) y Rodrigo Barrera (Chile). Festejan, se emocionan, se abrazan. Su sueño se hace realidad. Pero no tienen tiempo de celebrar, porque tienen que volver a jugar para disputar ¡los 20 mil dólares! 

Siete horas de juego después, Luis Salazar le gana 5-3 en la final a Rodrigo Barrera y llora de emoción y de cansancio. "Lo que hacemos debe ser reconocido como deporte", repite. ¿Con qué excusa decirle que no?


 

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines