Su error garrafal con Michael Robinson no es el primero: las meteduras de pata más sonadas de Pipi Estrada

Este martes, 21 de abril, Pipi Estrada cometió un error garrafal al dar por muerto en su cuenta de Twitter a Michael Robinson, que está luchando contra un cáncer de piel desde el pasado mes de agosto.

Pipi Estrada en el programa ‘El Chiringuito de Jugones’. (Foto: Atresmedia).
Pipi Estrada en el programa ‘El Chiringuito de Jugones’. (Foto: Atresmedia).

“Un beso enorme para la familia de Michael Robinson. D.E.P.”, escribió el periodista deportivo y colaborador de ‘El Chiringuito de Jugones’ a las 22:27 horas de la noche. Tal fue el revuelo que se originó en las redes sociales que el propio exfutbolista inglés y comentarista de Movistar tuvo que desmentir la noticia de su propio fallecimiento con otro mensaje que publicó media hora después y en el que agradecía también el apoyo que está recibiendo. En ese momento Estrada borraba su tuit y no ha vuelto a pronunciarse sobre el asunto ni a pedir disculpas por su error.

Lo cierto es que el comunicador asturiano de 63 años nos tiene acostumbrados a protagonizar sonadas polémicas y a meter la pata tanto en su faceta como personaje de la prensa del corazón (hay que recordar que salió con rostros famosos como Terelu Campos o la exactriz porno Miriam Sánchez y ha sido colaborador de programas como ‘Mujeres y hombres y viceversa’) como en su trabajo de periodista deportivo. Si nos centramos en este último, repasando su hemeroteca ha dado varias noticias que le terminaron dejando en evidencia.

No hay que retroceder demasiado en el tiempo para recordar una de sus míticas exclusivas. El pasado mes de noviembre, anunció en ‘El Chiringuito de Jugones’ que Diego Armando Maradona podría entrenar al Elche, una noticia de la que se hicieron eco incluso medios internacionales, pero que nunca se terminó de confirmar.

A Mauro Icardi se le ha relacionado en numerosas ocasiones con el Real Madrid y Pipi Estrada dio por hecho el fichaje del delantero argentino por el conjunto merengue en diciembre de 2017. Incluso se suponía que iba a pasar el reconocimiento médico ese mismo mes y el club blanco pagaría 80 millones fijos más 12 en variables con un sueldo de 9 millones para el jugador. No ahorró ningún detalle a la hora de ofrecer esa información que, sin embargo, resultó ser falsa.

Puede que el frustrado fichaje de Icardi lo intentara completar José Ángel Sánchez, director general del Real Madrid. Curioso teniendo en cuenta que un año antes de su información sobre la llegada del argentino al Bernabéu, Pipi había dicho que no continuaría en el club al finalizar aquella temporada. Aún hoy sigue en el cargo.

Michael Robinson no ha sido el único que ha desmentido públicamente al colaborador de ‘El Chiringuito’. También lo hizo Dani Carvajal en noviembre de 2018 cuando Estrada dijo que el lateral del Madrid tenía una oferta de la Premier y no había dicho que no. “Deben haberte informado mal”, le respondió con ironía.

Tras la Eurocopa de 2016, último torneo como seleccionador español de Vicente del Bosque, Pipi desveló en ‘El Chiringuito de Jugones’ quien iba a ser su sustituto en el banquillo de La Roja: Joaquín Caparrós. “Villar lo tiene claro no. Clarísimo”, sentenció. Quizá cambió de opinión porque acabó contratando a Julen Lopetegui.

Hay veces en las que el periodista asturiano procura no ser demasiado contundente a la hora de dar una información. Quizá por lavarse las manos después si no llega a acertar, como ocurrió cuando habló del interés del Barcelona por Eduardo Berizzo para sustituir a Luis Enrique al final de la temporada 2016-17. “Gusta para el banquillo del Barça”, anunció en ‘El Chiringuito’, aunque acabó gustando más Ernesto Valverde.

Hay que reconocerle también que en algunas ocasiones ha pedido perdón tras meter la pata. Como hizo con Sergio Ramos tras informar de que el capitán del Madrid y de la selección no quería que Diego Costa fuera al Mundial de Brasil. El defensor negó la noticia y días después Pipi Estrada reconoció en ‘El Chiringuito’ que había mentido y pidió disculpas por ello. Un gesto que le honra y que bien podría repetir ahora con Michael Robinson.

Más historias que te pueden interesar: