Piqué-Ramos: ¿el "otro" Clásico daña a la Selección española?

"Llamé a Xavi porque la estábamos cagando". Iker Casillas se tomó dos años para contar la historia. Ya el corazón les había estallado juntos, siendo campeones en Sudáfrica, pero la grieta armada en los duros días de la pelea entre Mourinho y Guardiola estaba cada vez más grande. Barcelona y Real Madrid se cruzaban cuatro veces en un mes: el ida y vuelta de la semifinal de Champions League, Copa del Rey y Liga. El show tiraba un salto mortal y la resaca del asunto caía sobre una mezcla de Independencia catalana contra madridismo, de Messi contra Cristiano, de la música clásica contra el heavy metal. Entonces, sobre el césped, los jugadores empezaban a tratarse mal. Al año siguiente ganaron la Eurocopa.

"Yo no había visto desde que era niño la imagen de un Barça-Madrid como la que estábamos dando y yo estaba allí, era protagonista de un error imperdonable, parte y responsable de lo que estaba pasando", decía Casillas, explicando el conflicto entre los de Barcelona y los de Real Madrid que manchaba a la Selección de España.

La historia, ahora, se reedita: incluso con los grandes títulos juntos en la espalda. Porque Sergio Ramos y Gerard Piqué empezaron a quebrar la relación hace un tiempo, cuando la pelea por ser mejor los llevó a meter el ocico en las fechas de los otros, con uno y otro gritándose por las redes sociales.

Pique Sergio Ramos Real Madrid Barcelona Primera Division 25042017

Ramos salió expulsado del Santiago Bernabeu, el último domingo, señalando un palco. El mismo había señalado, de otra manera, Piqué, detallando que desde ahí favorecían a los Merengues. La historia cruzaba a un magnate como Florentino Pérez con supuestos principios filosóficos. El catalán decía: “A mí lo que no me gusta del Madrid son los valores que transmite. A los jugadores de este vestuario [España] que visten la camiseta del Madrid los aprecio muchísimo, incluso alguno es mi amigo. A mí lo que no me gusta del Madrid es ver las personalidades que hay en el palco y cómo mueven los hilos de este país. Es lo único que no me gusta. La señora [Marta Silva, abogada general del Estado y directora del servicio jurídico del Estado] que imputó a Messi, a Neymar, y que hace un trato diferencial de Cristiano, se sienta al lado de Florentino Pérez en el palco y no pasa nada. Esto es este país y ha sido así desde siempre. No voy a explicar nada nuevo. Tampoco voy a pasar una lista como hacía Mourinho. Ya sabemos cómo funciona esto. Eso es lo que transmite el Madrid”.

Una vez más, el Clásico, el partido más famoso del mundo, el cruce de los dos clubes donde se encuentra prácticamente el once inicial del Balón de Oro, daña a la Selección de España, que en un año estará jugando el Mundial de Rusia de 2018. Ahí se verá hasta dónde llega el agua de los problemas. 


Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines