Pirelli, preocupado por su programa con llantas de 18 pulgadas

Adam Cooper
·3 min de lectura

La compañía italiana tenía previstos 25 días de pruebas con neumáticos lisos y de lluvia con los 10 equipos para este año, usando monoplazas modificados para adaptarse al mayor tamaño de las ruedas.

Sin embargo, después de un solo test con Ferrari en Jerez en febrero, el programa quedó en suspenso al iniciarse la pandemia de COVID-19, y el cambio de reglas se pospuso posteriormente de 2021 a 2022.

El programa original incluía visitas a Fiorano, Bahrein, Barcelona, Red Bull Ring, Silverstone, Suzuka y Paul Ricard, y cinco días de ensayos en mojado en el escenario del GP de Francia, que cuenta con la posibilidad de regar la pista artificialmente.

Las pruebas con los neumáticos de 18 pulgadas tendrán que ser ahora encajadas durante 2021, y en teoría los neumáticos definitivos para 2022 tendrán que estar listos para una prueba de validación final, con coches modificados de todos los equipos, después de la última carrera de la temporada en Abu Dhabi.

Sin embargo, en medio de las restricciones por la COVID-19, el jefe de Pirelli F1, Mario Isola, sabe que la empresa se enfrenta a un difícil desafío al tratar de planificar los días necesarios.

"Será muy difícil encajar los 25 días de pruebas en el calendario del próximo año", dijo. "Sabemos con seguridad que vamos a empezar la temporada con las restricciones de COVID todavía en vigor".

Te va a interesar:

¿Qué ha pasado con el GP de Vietnam? Verstappen: "El 90% de la parrilla de F1 ganaría con el Mercedes"

"Tan pronto como haya un borrador del calendario [el cual se anunció este martes], trataremos de poner algunos días en él. Una opción, por ejemplo, es tratar de usar lo más posible el martes y el miércoles después de los eventos, para permanecer en la misma pista. Esto minimiza el movimiento de los equipos".

"Tenemos que considerar que la cuarentena seguirá en pie, el traslado de un país a otro... este tipo de cosas".

"Trataremos de hacer un plan inteligente y flexible para las pruebas, pero está claro que sin ellas no podemos introducir los neumáticos de 18 pulgadas, así que tenemos que encontrar una solución".

"No es fácil, pero haremos todo lo posible; junto con los equipos intentaremos introducir un calendario que cumpla estos criterios".

Un problema es que sólo Paul Ricard está equipado adecuadamente para rodar con neumáticos de lluvia de manera artificial.

"Para las pruebas en mojado es difícil o imposible probar en los mismos circuitos", dijo Isola. "Aparte de Paul Ricard, que es el único con aspersores, o en Fiorano... pero en Fiorano no tenemos un Gran Premio. Así que para las pruebas en mojado tenemos que hacer un plan que no esté vinculado a un evento".

El director técnico de Racing Point, Andrew Green, está de acuerdo en que Pirelli y los equipos se enfrentan a un difícil desafío.

"Todavía no sabemos cómo va a ser la próxima temporada", dijo. "Pero puedo ver que a menos que termine esta pandemia bastante rápido en la primera parte del año que viene, entonces las pruebas de 18 pulgadas van a ser realmente difíciles".

"Estoy seguro de que haremos algo, pero probablemente no será el programa de pruebas que a todos nos gustaría".